De Pedro se reunió con la Cámara Electoral para evaluar medidas para las elecciones

El ministro del Interior, Eduardo de Pedro, se reunió con los integrantes de la Cámara Nacional Electoral para analizar de manera conjunta las condiciones necesarias para llevar a cabo las próximas elecciones nacionales.

De Pedro se reunió con la Cámara Electoral para evaluar medidas para las elecciones

 

El ministro del Interior, Eduardo “Wado” de Pedro, se reunió hoy con los integrantes de la Cámara Nacional Electoral (CNE) para analizar las medidas que se llevarán a cabo en las próximas elecciones legislativas, entre las que se contemplan el aumento de espacios de votación y el establecimiento de algún tipo de franja horaria para grupos de riesgo por la pandemia de coronavirus.

De Pedro visitó la sede del órgano judicial y mantuvo un encuentro con sus autoridades para analizar las “complejidades” que plantea el desarrollo de las elecciones en el contexto de la pandemia, así como también las medidas posibles para “atenuar el riesgo sanitario”.

Además, se prevé que el próximo viernes el funcionario asista a la Cámara de Diputados para exponer en un plenario sobre los cambios en el calendario electoral.

En la reunión con la CNE, que contó con la participación del presidente del organismo, Santiago Corcuera; su vicepresidente, Raúl Bejas; y del juez Alberto Ricardo Dalla Via, se evaluaron posibles medidas como el incremento, en un 30 por ciento, de la cantidad de establecimientos de votación afectados a la jornada electoral para “disminuir la concentración de personas y los riegos para autoridades de mesa”.

Según se informó oficialmente, De Pedro y los funcionarios judiciales dialogaron también sobre los protocolos generales para la jornada electoral, que incluyen el cumplimiento del distanciamiento, el uso de barbijos, la higiene de manos y el uso de alcohol en gel.

Para ello, se descuenta que deberán distribuirse barbijos a todas las autoridades de mesa y partidarias, kits sanitarios, alcohol en gel y sanitizante para la limpieza de establecimientos.

“Nuestra prioridad es la salud. Hay que tomar todas las medidas y recaudos para cuidar tanto a los que vayan a votar, como a las autoridades de mesa y a todos los miembros de distintos organismos que integran el operativo para la realización de las elecciones”, señaló De Pedro.

Según se pudo relevar de fuentes oficiales, en la “amena” reunión se manifestó la voluntad de colaboración y ambas partes coincidieron en que deben hacerse todos los esfuerzos para que los comicios se realicen de la manera más segura posible.

Entre otros puntos, los borradores con medidas que se revisaron hoy no sólo suponen el aumento de la cantidad de espacios de votación, sino que, inclusive, se propuso establecer algún tipo de franja horaria prioritaria para que electores de grupos de riesgo puedan cumplir con su derecho de manera segura.

Además, se pretende una organización que asegure mayor circulación de personas y menos esperas: desde salidas y entradas diferenciadas hasta cuartos oscuros ubicados con mayor distanciamiento.

Se aclaró, sin embargo, que toda medida de carácter sanitario será revisada por el Ministerio de Salud para su aprobación.

Mientras tanto, el Ministerio del Interior y la Justicia Electoral trabajan aun con el cronograma fijado que ordena la realización de las elecciones Primarias, Abiertas, Simultáneas y Obligatorias (PASO) para mediados de agosto, a la espera de que el Congreso apruebe una ley que las posponga esos comicios por un mes.

Aunque en la actualidad coexisten tres proyectos de ley para reformar el calendario electoral, se ve con agrado que las fechas tentativas para las PASO sean el 12 de septiembre, mientras que las elecciones generales se realizarían el 14 de noviembre.

En tanto, la Cámara de Diputados abrirá el viernes próximo el debate en comisión sobre el proyecto para postergar las PASO y las generales, en un plenario donde está previsto que expongan De Pedro y los gobernadores.

El Gobierno nacional propuso a los bloques opositores posponer las primarias previstas para el 8 de agosto al 12 de septiembre, y las elecciones generales, que están fijadas para el 24 de octubre al 14 de noviembre, debido al aumento de contagios de coronavirus.

La intención del oficialismo es hacer una reunión informativa el próximo viernes, si hay acuerdo en emitir dictamen; en caso contrario, el objetivo es concretar el encuentro entre el lunes 3 o el martes 4 de mayo, previo a la sesión donde se buscará aprobar con el consenso de los bloques parlamentarios la iniciativa que propone modificar el cronograma electoral para este año.