Ulpiano Suarez visitó el CIC II y compartió un momento con las trabajadoras de El Arca

La Municipalidad de la Ciudad de Mendoza plantea entre sus ejes de gestión la importancia de la economía social. La organización social El Arca es un claro ejemplo de este objetivo, al lograr generar mayor producción, fuentes de trabajo, inclusión y el desarrollo de una economía circular constante.

 

El Arca es una organización social que se dedica a la elaboración de productos artesanales y genera una gran red de consumidores. Si bien esta institución comenzó a realizar su actividad hace 16 años, de un tiempo a esta parte empezaron a surgir problemas como el tener que desalojar el espacio físico en que se encontraban por finalización del contrato de locación. Dada esta situación, el municipio de capital decidió otorgarles un sitio para que pudieran seguir produciendo sin inconvenientes y con la intención de generar oportunidades y trabajo para quienes por la edad, discapacidad o distintas circunstancias no pudieran acceder a empleos u oficios y a la correspondiente remuneración.

En esta oportunidad, el intendente Ulpiano Suarez visitó el mencionado nodo de tecnología social recientemente ubicado en el CIC II. Esta organización, tiene su sede principal en calle Lugones 36, Sexta Sección de la Ciudad de Mendoza y cuenta con más de 60 integrantes que trabajan desde hace años y que hoy lo podrán seguir haciendo. De esta manera, El Arca, tiene el apoyo del municipio de la Ciudad de Mendoza, cuyo eje de gestión es brindar oportunidades, favorecer a la economía circular, permitir la inclusión y generar impacto social y ambiental.

Esta vez, el nuevo espacio ubicado en el CIC II, se hallaba repleto de envases con conservas y unas 20 mujeres que etiquetaban y guardaban en cajas los frascos de salsas y mermeladas. Cuando llegó el intendente se pusieron a conversar con él y le contaron sus experiencias en la institución, mientras tanto el mandatario las ayudó a etiquetar, al tiempo que expresó: “Esto era un desafío grande pero siempre supe que funcionaría, por ustedes y por el gran equipo de la muni que los acompaña en estos momentos difíciles. Se dio en un contexto de pandemia, en otro escenario hubiera sido más fácil o más previsible, pero las cosas fueron así. La fortaleza está en construir una comunidad, en sentirse una familia, donde los intereses son los mismos y cada uno quiere que al de al lado le vaya bien y eso tiene que impactar en cada uno de los barrios, donde hay muchas personas que no la están pasando bien. Que alguien diga que se siente afuera de sistema nos debe llamar la atención como sociedad y tenemos que trabajar para que nadie se sienta así. Nosotros entendemos y coincidimos en que la forma de hacerlo es dando las herramientas y las oportunidades”.

Entre las trabajadoras se encontraba Mercedes Díaz, quien comentó: “Para mí es algo muy lindo porque acá le dan trabajo a la gente grande como yo. Nosotros acá nos sentimos bien, trabajamos a nuestro gusto, siempre estamos juntas y todos los que trabajan con nosotros son muy buenos. Yo estoy desde las 7 de la mañana hasta las 16 horas y me encanta estar acá. La Municipalidad nos ha dado una gran oportunidad para seguir trabajando, además todo es muy rico, porque lo hacemos nosotras”. Por su parte, Antonia Cuello agregó: “Es una experiencia muy linda, hay mucho compañerismo. Yo tengo una discapacidad y me dan la posibilidad de venir acá. Estoy contenta, me he hecho amigas y además tengo un trabajo seguro. Estoy desde el comienzo, pero en este grupo estamos por cumplir el año”.

El Arca defiende el concepto de Prosumidores (productores + consumidores) considera que la importancia de los consumidores es clave. Promover la participación de pequeños productores a partir de la elaboración de productos es su objetivo, pero además generar una red de consumidores. Por este motivo, invita a toda la comunidad a participar para que los productores puedan seguir acrecentando sus elaboraciones. Más de 60 personas por temporada colaboran con la producción de alimentos, conservas y textiles, y en poco tiempo se han sumado más, que llegan desde los barrios del oeste de la Ciudad. “Creemos que promover un espacio donde se genere trabajo e inclusión económica es imprescindible, sobre todo generar un entramado comunitario, eso es necesario para el desarrollo de cualquier sociedad”, adelantó Alejandra Acevedo, integrante de la comisión directiva de El Arca.

Como cierre del encuentro, el intendente agradeció y felicitó a cada una de las trabajadoras. Algunas se sacaron fotos junto a él y otras lo invitaron a deleitarse con las exquisiteces allí elaboradas. De esta manera, el jefe capitalino dejó un último mensaje: “Que cada una de ustedes logre avanzar en su independencia económica y que puedan cubrir sus necesidades es lo que busca este eje de gestión: una economía social que muchas veces no se ve. Seguramente hay un montón de gente que entra a un local y no sabe que estos productos fueron hechos por ustedes, tampoco todo el proceso que hay detrás. Quiero agradecerles de corazón por haber confiado, porque de nuestra parte hay un equipo comprometido, que está para acompañar y facilitarles el trabajo y, sobre todo con un objetivo común que es que cada vez más personas puedan ser parte de esta comunidad que tiene una dinámica y una cualidad que la hace distinta, generar impacto social”.

Left Menu Icon
Política & Economía