La primera maratón sustentable de la Patagonia tendrá sede en Comodoro Rivadavia

A través del “Plogging”, la nueva modalidad deportiva que comulga el deporte con actividades amigables con el medio ambiente, la carrera propone dos modalidades: una integrativa, de tres kilómetros, y otra competitiva, de diez. La iniciativa busca generar conciencia sobre la crisis ambiental a través de la forestacion de 365 árboles autóctonos, uno por cada corredor.

La primera maratón sustentable de la Patagonia tendrá sede en Comodoro Rivadavia

 

Comodoro Rivadavia será la sede de la primera carrera sustentable realizada en la Patagonia con un fuerte mensaje hacia el cuidado del medioambiente y en reclamo a la deforestación de árboles autóctonos, prevista para el 10 de septiembre bajo la premisa “corrés, llegás y plantás un árbol”, una iniciativa que busca repoblar la zona con especies propias del lugar y que está organizada por el municipio de la ciudad.

El evento, en el que también trabajan empresas privadas que organizan jornadas amigables con el medio ambiente, propone dos modalidades diseñadas al alcance de todas las categorías: una integrativa, de tres kilómetros, y otra competitiva, de diez. Ambas opciones buscan generar conciencia, mediante el deporte, sobre la crisis ambiental a través de la plantación de 365 árboles autóctonos, uno por cada corredor.

Esta iniciativa, cuya largada está prevista para las 14:30, nació de la mano del “Plogging”, una nueva modalidad deportiva que conjuga la práctica de ejercicio al aire libre con la conciencia ambiental mediante la recolección de residuos descartados en la vía pública, playas o lugares naturales, donde los restos de basura plástica no orgánicos perjudican fuertemente la biodiversidad del lugar.

“El objetivo de la maratón es “concientizar a los ciudadanos sobre el cuidado del ambiente y los recursos no renovables, remover la cultura del cuidado de los espacios que nos rodean y hacer de nuestras ciudades mejores lugares para vivir, uniendo el deporte con la contribución al cambio climático”

Marcos Davies, referente de Plogging Patagonia, dialogó con Télam y explicó que si bien es una modalidad que se está empezando a conocer hace un tiempo, “no es algo nuevo por más que se haya inventado hace poco y se esté descubriendo ahora a nivel mundial, siempre hubo gente que trabajó, que limpió plazas y sobre todo playas, además de dar charlas y otras actividades”.

“Nosotros conocimos el Plogging, nos interesó el nombre y a nivel ciudad cada vez tenemos más seguidores, realizamos encuentros de esta actividad, cada vez hay más gente que nos acompaña y siempre queda algo lindo después de esto”, comentó.

“Es una satisfacción enorme para nosotros no sólo poder limpiar la ciudad donde uno vive, siempre buscamos un lugar donde poder hacer esta limpieza y donde se habla también de la economía circular, de no generar más productos descartable, cuidar el ambiente y mientras hacer deportes”, cerró.

El lugar por el que se dirigirán los corredores es un circuito apto para todas las edades y todas las categorías, de hecho, otra de las consignas que difundieron desde la organización es que no habrá un ambiente competitivo porque el concepto es “integrativo”.

Sobre si es necesario tener cierta condición física para participar, Davies aseguró que no. “Al no ser competitiva, la de tres kilómetros, el que quiere lo puede hacer trotando, corriendo rápido o caminando en familia, es una distancia que en un tiempo razonable lo puede caminar desde un adulto grande hasta un adolescente”.

Los árboles, el premio más valioso

La recompensa por haber llegado a la meta es mucho más valiosa que cualquier medalla que las competiciónes más tradicionales pueden otorgar. Se trata de la plantación de 365 árboles que los participantes harán efectivas luego de los kilómetros recorridos.

A cada uno de los atletas, luego de cruzar la línea final, se le asignará un grupo y luego, con el número de identificación que figura en su vestimenta, lo acompañarán a retirar el árbol para su posterior colocación.

“Esta actividad la podemos llevar adelante por medio de la municipalidad que nos dan, a través de su vivero, todos los árboles para plantar, y de Club Calafate, que es donde se larga y se llega y nos esperan con los agujeros ya hechos y la tierra para que en distintas partes del club se coloquen los árboles”, tres especies que fueron elegidas cuidadosamente por la delegación de Ambiente de la ciudad.

“Es una satisfacción enorme para nosotros no sólo poder limpiar la ciudad donde uno vive, siempre buscamos un lugar donde poder hacer esta limpieza y donde se habla también de la economía circular, de no generar más productos descartable, cuidar el ambiente y mientras hacer deportes”

Vestimenta y premios, todo sustentableAdemás de la forestación, que se desarrollará tras la llegada de los maratonistas a la meta, la ropa que vestirán también se suma al cuidado del ambiente: los primeros 250 inscriptos lucirán remeras orgánicas que estarán adaptadas a su comodidad y estarán producidas con cañas de Bamboo, una tela transpirable, antibacteriana, absorbente y totalmente biodegradable. Además, las medallas finisher que entregará la organización a los corredores estarán fabricadas con el reciclado de tapitas de botellas de plástico.

El resto de los premios que les otorgarán a cada participante, que incluyen adultos y niños en la misma competencia por primera vez en una maratón, estarán a cargo de Oscar Boscaro, un alfarero local que describe la experiencia de producir los “cuencos” como “sentir que mi paso por la tierra tiene un sentido”, y que utilizará para su confección una arcilla que es propia y característica de esa zona “hace millones de años”.

Boscaro se refiere a la fabricación de las piezas como “jugar”, y es que él, según describe, quizás sea “el útimo alfarero que busca la arcilla con pico y pala de forma tradicional y de forma sustentable”.

Los cuencos, en clave milenaria

Las piezas de cerámica están producidas por una mezcla de 3 tipos de arcilla patagónica y responden a la forma en la que los seres humanos bebieron, cocinaron y comieron desde hace siglos. 

Boscaro los fabrica uno por uno, pieza por pieza con un torno que es una herramienta exclusiva de alfareros y los hace sin moldes, de forma artesanal luego de mutar esa arcilla local en cerámica, tras un proceso de calor usando un horno casero. “Volver a lo natural, a lo básico, a sentir y gozar la cerámica nos brinda una luz de esperanza”, cerró en conversación con Télam.

Desde la organización del evento informaron que el objetivo de la maratón es “concientizar a los ciudadanos sobre el cuidado del ambiente y los recursos no renovables, remover la cultura del cuidado de los espacios que nos rodean y hacer de nuestras ciudades mejores lugares para vivir, uniendo el deporte con la contribución al cambio climático”.

“Al no ser competitiva, la de tres kilómetros, el que quiere lo puede hacer trotando, corriendo rápido o caminando en familia, es una distancia que en un tiempo razonable lo puede caminar desde un adulto grande hasta un adolescente”

Además de la municipalidad de Comodoro, participarán de la jornada Kilómetro Verde, la Fundación Arbolar y Comodoro Corre, en conjunto con Calafate Rugby Club en el barrio Divina Providencia, lugar desde donde los corredores iniciarán la carrera y la hidratación para los deportistas, a lo largo de toda la carrera, estará a cargo de la empresa Orizon, que provée agua mineral natural de manantial de tierras orgánicas.

Orígenes del Plogging y países que adoptaron la iniciativa

El “Plogging” es un movimiento global reciente y originario de Suecia, particularmente en Estocolmo. Su nombre se debe a la combinación de la palabra sueca Plocka upp –recoger- y el vocablo en inglés Running -corriendo- surgió en 2016 y se expandíó oficialmente por el mundo a mediados del 2018. La modalidad aprovecha en su mayoría a través del running, pero también otros deportes al aire libre, para levantar los residuos que contaminan la biodiversidad en las ciudades y espacios naturales.

La respuesta a la crisis climática por parte de las personas crece, aunque no en igual medida, a la par de la propia problemática. Esto significa que, si bien una solución posible está más al alcance de políticas diplomáticas motorizadas por países, cada individuo es pieza clave no sólo para revertir esto con acciones individuales, sino también para multiplicar la conciencia colectiva.

Es por esto que, además de Suecia, el país creador, otras regiones adoptaron la modalidad “Plogging” y se ha desarrollado con éxito a travé de su ejemplo, incluso,  en Argentina.

Por ejemplo, en Bélgica, en la ciudad de Verviers, el evento “Se remuer pour Verviers” -moverse por Verviers-  fue el primer “Plogging” ciudadano organizado en 2019 por organizaciones ambientalistas todos los meses bajo la consigna “1 hora por mi ciudad”.

Por su parte, Canadá dió luz verde a las corridas ecológicas en 2018, cuando bajo la premisa “Quebec. Zéro Déchets” -Qubec. Cero desperdicio- reclutó cientos de personas dispuestas a mover las piernas y juntar residuos por el medio ambiente.

España hizo lo propio en 2018 cuando, de la mano del “Plogging RRevolution”, más de 1.500 personas se reunieron con el objetivo de difundir este nuevo deporte en cada una de las regiones cercanas y también a nivel nacional. 

El norte de América bautizó esta dinámica con Estados Unidos, que en las ciudades de Nueva York, Tenessee e Indianápolis, la organización  “Keep America Beautiful” -mantenga América hermosa- se encargó de llevar esta modalidad a un lugar de conocimiento en todo el país.  

En India se recolectaron más de 16 toneladas de residuos y esto fue gracias a la iniciativa que propuso la organización “Go Plog!”, que todos los meses encabeza una ceremonia para difundir la consiga de un mundo sin plásticos.

“El mundo cambia si tú cambias”, es el eslogan de “Cuban Trail Team”, el grupo de Cuba que realiza las actividades en la misma fecha en la que se celebra el Día Mundial del Medio Ambiente.

Left Menu Icon
Política & Economía