Javkin y Perotti, entre pases de facturas por subsidios al transporte

La caída del Presupuesto nacional dejó sin fondos a los colectivos. Negociación directa y lobby para levantar un muerto. Reproches a quienes rechazaron.

Javkin y Perotti, fuerza común con pases de facturas por subsidios al transporte

 

La caída del Presupuesto nacional trae consecuencias que aun no terminan de ser dimensionadas en el sistema de transporte público de pasajeros de la provincia de Santa Fe. El proyecto del Gobierno establecía un significativo aumento de los subsidios para el interior, pero, sin esas partidas adecuadas a la inflación, el sistema no puede funcionar y el caos está asegurado, patalean operadores locales. Por eso, la salida que encuentran el gobernador Omar Perotti y Pablo Javkin, el intendente de Rosario, la ciudad más perjudicada, es negociar directamente con funcionarios nacionales en una mano que viene complicada. En el medio, se pasan facturas.

En la discusión del proyecto, el presidente de la comisión de Presupuesto, Carlos Heller, anunció un aumento del 70%, elevando los $27.000 millones de 2021 a unos $46.000 millones para 2022. Todos festejaron y creyeron que iban a tener un año de relativa calma en materia de transporte. Sin embargo, todo quedó trunco con el rechazo de la oposición. A su vez, el Presupuesto provincial, que quedó postergado para febrero, contemplaba un 55% de aumento de las partidas.

Ahora, se presume como solución que la reconducción de los números nacionales permita un retoque previo lobby entre las partes. “Supongo que en materia de subsidios habrá un buen beneficio. Creo que se mantendrá (lo que figuraba en el Presupuesto). Si no, no va a haber sistema de transporte interior. El tema será motivo de una negociación directa”, sostuvo Javkin a Letra P.

Probablemente sea un acercamiento entre el Ministerio de Transporte y gobernadores y algo de fuerza de intendentes e intendentas de las ciudades grandes que podrían refritar aquella liga del interior. Fuentes de la cartera nacional sostuvieron a Letra P que hoy se está en un “punto muerto”, por lo que “queda un camino largo”. Además, calificaron de “complejo” el objetivo de lograr el aumento del 70 por ciento proyectado. 

El secretario de Transporte del Interior de Santa Fe, Osvaldo Miatello, explicó: “Hoy no tenemos un marco de previsibilidad. Con los 47.000 millones hubiéramos hecho un convenio por todo el año y hubiésemos sabido lo que le tocaba a cada actor del sistema. Ahora tenemos lo mismo que el año pasado, sin variación por costos ni paritarias. Es un problemón si no lo solucionamos”.

Si bien Perotti y Javkin uinirán fuerzas, también hubo espacio para críticas de parte de la provincia a la representación santafesina de la oposición -de Juntos por el Cambio y el Frente Progresista- que no votó el Presupuesto en el Congreso. “Uno puede votar lo que quiera, lo que no puede es evitar las consecuencias, en estos casos, desfinanciar el sistema del Transporte Automotor de Pasajeros”, tuiteó Miatello. 

Luego le dijo a Letra P que “existe una irresponsabilidad de quienes votaron en contra del Presupuesto” y dio como ejemplo a la diputada socialista del Frente Progresista, Mónica Fein, “quien sabe lo que es gobernar Rosario y lo que implica el transporte”. También mencionó al diputado del riñón de Javkin, Ariel Bermúdez, por haber rechazado el proyecto provincial donde figuraban partidas de transporte.

Comenzado 2022, hay total incertidumbre acerca de cómo se financiará el sistema con el detalle del mes a mes tal como se hace a principio de cada año en un convenio anual. El sistema de transporte puede funcionar al 85% con suerte, avisan los operadores y aseguran que, aun así, las previsiones no alcanzan para solventar los costos.

Left Menu Icon
Política & Economía