En Río Gallegos, se inició una obra destinada a evitar la inundación

Una de las grandes luchas que encaran todas las gestiones de la Municipalidad tiene que ver con las inundaciones. Ayer el Municipio en el barrio Gaucho Rivero inició los trabajos, buscando evitar la anegación de calles cuando llueve.

En Río Gallegos, se inició una obra destinada a evitar la inundación

 

Una de las grandes luchas que encaran todas las gestiones de la Municipalidad de Río Gallegos tiene que ver con las inundaciones. Durante décadas el gran enemigo de la capital santacruceña ha sido las intensas lluvias que se dan en cualquier etapa del año. Ayer comenzó una importante obra en el barrio Gaucho Rivero y mientras se estaban realizando las tareas de la Comuna, TiempoSur entrevistó a Fernando Silvera, director de Mantenimiento y Redes Pluviocloacales.

“Estamos reparando el caño maestro, con los camiones, moto y máquina grande. Sacando los arcos que estaban podridos fue lo que ocasionó que tengamos reclamos en el barrio. Estamos dejando solucionado”, indicó en diálogo con TiempoSur. Remarcó en este sentido que busca “solucionarse un problema de años que tiene que ver con las inundaciones. En el lugar estuvimos sacando los aros, lo que le brindará alivio a los contribuyentes”.

En el lugar, se hicieron presentes el intendente Pablo Grasso y el secretario de Obras Públicas, Lucas Otín, para relevar las labores y dialogar con los vecinos del sector que esperaban que estos trabajos mejoraran su calidad de vida, principalmente en días de precipitaciones abundantes. “Estuvieron a la mañana temprano, viniendo a ver cómo estábamos realizando el trabajo”, dijo el Director en diálogo con este medio, remarcando que de manera paralela continúan los trabajos de limpieza y destapes en cañerías.

Sobre la obra, el jefe de la Dirección de Mantenimiento de Redes Pluviocloacales, Fernando Silvera, explicó que “procedimos al movimiento de suelo en la intersección de las calles Oscar Smith y Belgrano, con el objetivo de realizar la reparación del caño cloacal maestro. Estimamos que los trabajos queden finalizados hoy a última hora”.

Dijo que “es una reparación importante porque afecta al barrio 240, donde está la laguna Arco Iris, y tenemos tres casos que les rebalsa por afuera. Es una tarea complicada porque el suelo tiene mucho barro y cede el terreno, pero pretendemos dar una solución rápida y definitiva”.

Cabe señalar que para ello, se contó con el apoyo coordinado de áreas como Obras Viales y Construcciones a fin de encarar la tarea y resolver en la jornada de hoy. Se requirió la labor de la flota pesada de la Comuna: La grúa grande, una máquina retroexcavadora, camiones para el retiro de base y material, el desobstructor y dos atmosféricos.

“La reparación del caño estaría lista hoy y la otra semana se hará el hormigonado. Por tal motivo, les pedimos paciencia a los vecinos de la zona, respetar las señales de obra y circular con precaución”, concluyó Silvera.