Vucic gana la reelección con el 59% de los votos en los comicios de Serbia

El conflicto en Europa del Este alteró la campaña electoral que, según los analistas, iba a centrarse en el medioambiente, la corrupción y los derechos. El presidente prometió “garantizar la estabilidad”.

Vucic gana la reelección con el 59% de los votos en los comicios de Serbia

 

El presidente de Serbia, Alexander Vucic, ganaba las elecciones presidenciales celebradas este domingo con más de 59% de apoyo, según la proyección de la organización no gubernamental CeSID/Ipsos basado en voto real escrutado a 70,5%.

Vucic, quien se había presentado como garante de la estabilidad bajo la sombra de la guerra en Ucrania, reivindicó una aplastante victoria en las elecciones presidenciales.

“Obtuve 2.245.000 de los votos en la primera vuelta”, aseguró durante un discurso, en el que detalló que obtuvo cerca del 60% de los votos, informó la agencia de noticias AFP.

Por detrás de Vucic, el candidato de Unidos por la Victoria de Serbia, Zdravko Ponos, obtenía un 17,6% de votos, de acuerdo con la ONG, informó la agencia de noticias Europa Press.

De mantenerse el resultado, Vucic confirmaría las predicciones que auguraban su victoria y acabaría con las especulaciones sobre una posible segunda vuelta de las elecciones presidenciales.

Los resultados definitivos se publicarán el lunes a partir de las 20 (las 15 en la Argentina), precisó la Comisión Electoral de la República (RIK).

La participación, por su parte, es del 59,5%, un dato considerado alto por los analistas, ya que supone un récord en los 10 últimos años.

Son 6,5 millones los ciudadanos serbios citados para votar dentro del país y en el extranjero para decidir las elecciones presidenciales, legislativas y las elecciones locales de doce municipios, incluida la capital, Belgrado.

La votación, perturbada por algunos incidentes según denunciaron ONGs y la oposición, fue convocada para elegir ademas de presidente a 250 diputados y consejos municipales.

En cuanto a las elecciones legislativas, el Partido Progresista Serbio (SNS) de Vucic, alcanzaba un 49,09% de votos, según CeSID/Ipsos, con lo que reeditará también su mayoría absoluta.

Tras casi una década en el poder, el partido de centroderecha SNS del jefe de Estado debe confirmar su control del Parlamento, según los últimos sondeos en este país tradicionalmente cercano a Rusia, donde muchos habitantes respaldan la guerra, incluidos algunos partidos de la oposición.

La intervención rusa en Ucrania alteró la campaña electoral que, según los analistas, iba a centrarse en el medioambiente, la corrupción y los derechos, y Vucic sacó provecho de la situación al presentarse como el único capaz de timonear el país en medio de la tormenta.

A media campaña, el mandatario inventó un nuevo eslogan: “Paz. Estabilidad. Vucic”.

“Esperamos una victoria enorme”, dijo al introducir su boleta en la urna. “Lo más importante, es preservar la paz, la estabilidad y garantizar grandes avance económicos”, agregó.

En un país antes considerado como un paria, sigue muy vivo el recuerdo de las guerras que llevaron a la desintegración sangrienta de Yugoslavia y las sanciones económicas que golpearon a la clase media.

La gente prefiere un líder que promete estabilidad antes que arriesgarse a un cambio, aseguró a la agencia de noticias AFP el profesor de ciencias políticas serbio Zoran Stojiljkovic, en Belgrado.

“Las grandes crisis, al menos a corto plazo, favorecen siempre a quienes ya están en el poder. Generan incertidumbre, miedo y la esperanza de que el sistema garantizará al menos la seguridad básica”, agregó Stojiljkovic.

Left Menu Icon
Política & Economía