Trudeau fue reelecto en Canadá pero deberá gobernar en minoría

El Partido Liberal obtendría unos 155 escaños, por debajo del umbral de 170 necesarios para obtener la mayoría. Cuando ninguno de los partidos es capaz de obtener una mayoría en el Parlamento.

Trudeau fue reelecto en Canadá pero deberá gobernar en minoría

 

El primer ministro canadiense, Justin Trudeau, obtuvo la reelección en los comicios celebrados el lunes pero deberá formar gobierno en minoría, de acuerdo con proyecciones de medios locales confirmadas por los participantes de los comicios.

Según las proyecciones, el Partido Liberal obtendría unos 155 escaños, por debajo del umbral de 170 necesarios para obtener la mayoría. Cuando ninguno de los partidos es capaz de obtener una mayoría en el Parlamento, el ganador tiene que formar un gobierno en minoría.

Trudeau prometió este martes en su discurso de victoria que trabajará para que su país viva un “futuro mejor” tras la pandemia, reseñó la agencia de noticias AFP.

“Ustedes (los canadienses) nos están mandando a trabajar con un mandato claro para salir de esta pandemia hacia un futuro mejor”, declaró Trudeau, de 49 años, rodeado de sus hijos y su esposa, Sophie Grégoire.

El jefe del gobierno convocó a mediados de agosto pasado estas elecciones anticipadas para intentar recuperar la mayoría que había perdido dos años antes

El jefe del gobierno convocó a mediados de agosto pasado estas elecciones anticipadas para intentar recuperar la mayoría que había perdido dos años antes.

Sin embargo, tras un inicio bastante favorable y unas encuestas alentadoras, Trudeau se encontró con una campaña especialmente complicada.

El desgaste del poder se notó y la “Trudeaumanía” de su primera elección en 2015 parecía lejana.

En el terreno, tuvo que enfrentarse a multitudes de manifestantes furiosos por las medidas sanitarias frente a la pandemia. Uno de ellos incluso le arrojó piedras.

Los principales candidatos votaron a última hora del lunes frente a las cámaras después de una difícil campaña de 36 días.

Durante la campaña, Trudeau afirmó que el regreso de los conservadores sería sinónimo de un paso atrás, especialmente en el tema climático.

“Orgulloso de votar hoy, asegúrate de hacer lo mismo”, había dicho de su lado el principal adversario de Trudeau, el conservador moderado Erin O’Toole, en Twitter, donde publicó una foto frente a la urna electoral con su esposa.

O’Toole había prometido a los canadienses que él sería la encarnación de la renovación e hizo una firme campaña de centro.

“Al final, podemos decir realmente que fue una campaña para nada”, dijo Felix Mathieu, de la Universidad de Winnipeg, al señalar que en muchas provincias los representantes salientes “fueron sistemáticamente reelegidos”.

Durante la campaña, los contendientes se enfrentaron en temas como el cambio climático, la reconciliación indígena, la vivienda asequible, las inoculaciones obligatorias contra la Covid-19 y los pasaportes de vacunados.

O’Toole, de 48 años, fue criticado por haber apoyado la relajación muy temprana de las restricciones de salud pública en Alberta y en otras dos provincias dirigidas por los conservadores, en las que ahora hay brotes de coronavirus que fuerzan a los abrumados hospitales a transportar a los pacientes a otros centros de salud en Canadá.

Cerca de 27 millones de canadienses mayores de 18 años estuvieron llamados a votar para elegir a los 338 miembros de la Cámara de los Comunes.