Lula cruzó al ministro de Salud de Brasil por rechazar la vacunación a menores

“En vísperas de Navidad, el ministro de Salud hace una declaración absurda que suena a la de Herodes”, cuestionó el ex mandatario ante los obstáculos puestos a la insmunización entre los 5 y los 11 años.

Lula cruzó al ministro de Salud de Brasil por rechazar la vacunación a menores

 

El expresidente de Brasil Luiz Lula da Silva criticó este viernes al ministro de Salud por “obstaculizar” la vacunación contra el coronavirus en menores y respaldó al titular del ente regulador de control sanitario (Anvisa), que había dado luz verde a la inmunización de niños entre 5 y 11 años.

“En vísperas de Navidad, el ministro de Salud hace una declaración absurda que suena a la de Herodes, al tiempo que obstaculiza la vacunación de los niños. El presidente de Anvisa tiene razón al querer proteger a la institución, la ciencia y los niños de la pandemia, respetando el sentido común”, tuiteó Lula.

La declaración del expresidente se produce un día después de que el ministro de Salud, Marcelo Queiroga, rechazara la vacunación contra la Covid-19 a menores al afirmar que el número de niños muertos por la pandemia está en un nivel bajo que no requiere decisiones de emergencia.

“Las muertes de niños están absolutamente dentro de un nivel que no implica decisiones de emergencia”, manifestó Queiroga.

De este modo, el ministro declinó la aprobación que había dado para la vacunación con Pfizer de niños de entre 5 y 11 años el ente regulador, la Agencia Nacional de Vigilancia Sanitaria (Anvisa).

Es más, el presidente Jair Bolsonaro había amenazado con publicar la lista de los directores científicos que autorizaron la vacunación de niños, posición adoptada por Queiroga, quien adelantó que el 5 enero emitirá un parecer propio del Ministerio de Salud.

Datos del Ministerio de Salud indican que 301 niños de entre 5 y 11 años murieron a causa de la Covid-19. En total, hubo en la pandemia más de 6.000 niños de esa franja etaria internados por síndrome respiratorio agudo.

“Particularmente, el ministerio tiene que tomar sus decisiones con evidencias; con todo el respeto por la libertad de prensa, no se toman decisiones sobre gente que habla en la televisión”, dijo Queiroga, defendiendo la consulta pública a la que convocó para decidir si se compran las dosis específicas para la vacunación pediátrica.

Tras el ataque a los científicos de Anvisa, la Policía Federal abrió una investigación por la ola de amenazas de muerte que estos recibieron por parte de negacionistas.

Brasil inició la vacunación el 17 de enero de 2021 y ha inmunizado con dos dosis al 66% de su población, mientras que el 10% ya recibió una tercera dosis de refuerzo.

El país es el segundo del mundo en muertes después de Estados Unidos y el tercero en casos.

El titular de Anvisa, el almirante bolsonarista Antonio Barra Torres, se ha despegado del Gobierno en las últimas semanas y defendió la decisión para la vacunación infantil, reclamada también por los secretarios de Salud de los estados.

“Entiendo que el ministerio de Salud quiere presentar justificación del motivo por el cual mantenemos sin alteración una estadística macabra. Tenemos 301 niños muertos por Covid-19 de entre 5 y 11 años”, expresó ayer Barra Torres.

“Son 21 meses, más o menos 14 niños muertos por mes, prácticamente un niño muerto cada dos días”, agregó, en declaraciones al diario O Globo.

Left Menu Icon
Política & Economía