La ONU, por medio de un informe, acusó a Israel de ser “la causa principal” del conflicto con los palestinos

Así lo dio a conocer la Comisión de Investigación del organismo, quienes buscan “poner fin al ciclo persistente de violencia” luego de describir la realidad como “un Estado que ocupa otro”. Desde Israel consideraron que el informe es “parcial y sesgado”.

La ONU, por medio de un informe, acusó a Israel de ser “la causa principal” del conflicto con los palestinos

 

La ocupación de territorios palestinos por Israel es “la causa principal” de las tensiones actuales y la inestabilidad en la región, según una comisión de investigación encargada por el Consejo de Derechos Humanos de la ONU, que señala que acabar con ella es esencial para “poner fin al ciclo persistente de violencia”.

“Las conclusiones y recomendaciones relacionadas con las causas profundas (del conflicto) señalan en su inmensa mayoría a Israel, lo que analizamos como un indicador de la naturaleza asimétrica del conflicto y la realidad de un Estado que ocupa otro”, señala la Comisión de Investigación de la ONU para los Territorios Palestinos Ocupados.

La comisión fue aprobada en 2021 por el Consejo de Derechos Humanos de la ONU y es presidida por la veterana experta en derecho humanitario Navanethem Pillay.

Israel, que se negó a cooperar con la comisión, consideró “que el informe es parcial y está sesgado, descalificado por su odio” hacia el país y “basado en una larga serie de informes parciales y sesgados”, según un comunicado de su ministerio de Relaciones Exteriores.

“Poner fin a la ocupación de territorios por parte de Israel, en pleno cumplimiento con las resoluciones del Consejo de Seguridad, sigue siendo crucial para poner fin al ciclo persistente de violencias”, se lee en este primer trabajo redactado por la comisión.

“Lo que se ha convertido en una situación de ocupación perpetua fue citada por las partes interesadas palestinas e israelíes como una de las raíces de las tensiones recurrentes, de la inestabilidad y de la prolongación de un conflicto tanto en los territorios palestinos ocupados, incluido Jerusalén Este, como en Israel”, continúa el texto citado por la agencia de noticias AFP.

El informe, que fue entregado antes de su publicación tanto a las autoridades palestinas como a las israelíes, menciona los desplazamientos forzados, las demoliciones, la construcción permanente de asentamientos y el bloqueo de Gaza como parte de esa “cultura de la impunidad” que contribuye a las tensiones, la inestabilidad y la prolongación del conflicto.

“Israel claramente no tiene intención de poner fin a la ocupación, y de hecho ha establecido políticas con el claro objetivo de asegurarse un control permanente del territorio palestino ocupado”, dijo el australiano Chris Sidoti, que integra la comisión.

Medidas en respuesta al informe

Las políticas israelíes incluyen medidas para “alterar la demografía” de esos territorios mediante el mantenimiento de la represión contra los palestinos mientras se crea un ambiente favorable para los colonos israelíes, lo que “alimenta la frustración palestina”, agregó Sidoti.

Para denunciar la publicación del informe, una veintena de estudiantes y reservistas del ejército israelí se manifestaron este martes delante de la sede de las Naciones Unidas en Ginebra.

Algunos manifestantes se disfrazaron como miembros del movimiento de Resistencia Islámica (Hamas), con el rostro cubierto por un pasamontañas negro y vistiendo uniformes militares.

“Matamos a civiles y la ONU nos protege”, coreaban, mientras otros llevaban caretas con el rostro del líder de Hamas en la Franja de Gaza, Yahya Sinwar.

Left Menu Icon
Política & Economía