Italia aprueba millonario paquete de ayuda ante el aumento de gas y luz

“Sin la intervención del gobierno, durante el próximo trimestre el precio de la electricidad aumentaría alrededor de un 40% y el del gas de un 30%”, explicó el Primer Ministro Draghi.

Italia aprueba millonario paquete de ayuda ante el aumento de gas y luz

 

El primer ministro italiano, Mario Draghi, anunció que el gobierno aprobó un millonario paquete de ayuda para los hogares de 3.000 millones de euros (3.532 millones de dólares) para amortizar el aumento de gas y luz.

“Sin la intervención del gobierno, durante el próximo trimestre el precio de la electricidad aumentaría alrededor de un 40% y el del gas de un 30%”, explicó Draghi ante la Confederación de Industriales italianos Confindustria.

“Hemos decidido eliminar, para el último trimestre del año, los costos de infraestructura de gas para todos, y los costos relacionados con la electricidad para las familias y las pequeñas empresas”, precisó.

Los llamados costos de infraestructura se añaden a la factura de gas y electricidad para cubrir una amplia gama de gastos, entre ellos los subsidios para las energías renovables.

El decreto fue aprobado este jueves por el Consejo de Ministros.

Italia cubre más de dos tercios de sus necesidades energéticas con importaciones, no produce energía nuclear desde hace más de tres décadas y depende de sus importaciones. La ayuda para la electricidad atañe a más de tres millones de personas, entre ellas familias numerosas, con salario mínimo y con problemas de salud.

Seis millones de pequeñas y muy pequeñas empresas, así como 26 millones de usuarios privados, estarán exentos de pagar el impuesto para la infraestructura, detalló Ámbito.

Unas 2,6 millones de personas se beneficiarán del “bono social” y no sufrirán los efectos del aumento de gas. En otros casos el impuesto IVA será reducido.

Los precios del gas natural y de electricidad se han cuadriplicado en los últimos seis meses en toda Europa lo que ha obligado a los gobiernos a ayudar a los hogares y los proveedores.

Esa tendencia se debe en parte a la reactivación económica mundial tras los largos meses de confinamiento por la pandemia de covid-19, problemas de almacenamiento y reducción de las importaciones de Asia.