El Gobierno de Panamá desbloqueó rutas y dialoga con los gremios

El país llevaba varias semanas sacudido por las protestas populares contra el encarecimiento del costo de vida y la corrupción, en la peor crisis social desde la invasión estadounidense de 1989.

El Gobierno de Panamá desbloqueó rutas y dialoga con los gremios

 

Las rutas que estuvieron bloqueadas por tres semanas en Panamá en protesta por el encarecimiento del costo de vida fueron liberadas en las últimas horas por los manifestantes, mientras siguen las negociaciones entre los gremios y el Gobierno, informó el ministro de Seguridad, Juan Manuel Pino.

Las vías están “todas abiertas” por primera vez desde que empezaron las protestas, dijo el funcionario en un breve mensaje que cita la agencia de noticias AFP

Poco antes, la Policía anunció en su cuenta de Twitter que “las vías que se mantenían con cierre por manifestaciones se encuentra despejadas” y con “flujo vehicular constante”.

Panamá lleva varias semanas sacudido por las protestas populares contra el encarecimiento del costo de vida y la corrupción, en la peor crisis social desde la invasión estadounidense de 1989.

Durante este tiempo, manifestantes bloquearon caminos, principalmente la autopista Panamericana, que conecta Panamá con Costa Rica, y vía principal para el comercio y transporte de mercancías en todo el país.

El corte de rutas provocó desabastecimiento de alimentos y combustible en varias ciudades.

El miércoles, líderes de la comarca indígena Ngäbe-Buglé, al oeste del país, habían anunciado que dejarían de bloquear la Panamericana en la provincia de Chiriquí, de donde sale la mayoría de alimentos frescos que se consumen en el país.

En Santiago de Veraguas, 250 kilómetros al suroeste de Ciudad de Panamá, epicentro de las protestas más radicales, la policía evitó el cierre de la Panamericana, según imágenes publicadas en redes sociales.
El Gobierno respeta el derecho a manifestarse, pero sin alteraciones del orden público, violación de los derechos a terceros y mucho menos actos de vandalismo. Laurentino Cortizo, presidente de Panamá

El presidente de Panamá, Laurentino Cortizo, reiteró a los manifestantes que reabrieran las vías y advirtió que sancionará a quienes atenten contra la seguridad, durante un mensaje en el que apareció rodeado de ministros.

“Las protestas, cierres de calles y carreteras nos afectan a todos, ponen en riesgo la salud y vida de los panameños, también encarecen el costo de los alimentos y atentan contra el empleo”, dijo.

El Gobierno “respeta el derecho a manifestarse”, pero “sin alteraciones del orden público, violación de los derechos a terceros y mucho menos actos de vandalismo”, agregó.

La apertura de las vías se produce en medio del diálogo que llevan a cabo desde el jueves, en Penonomé, 150 kilómetros al suroeste de la capital panameña, el gobierno con representantes de las organizaciones que convocan las protestas.

Hasta la fecha, el Gobierno acordó reducir el precio de 72 artículos de la canasta básica y rebajar el combustible de 5,20 dólares por galón (3,78 litros) a 3,25 dólares.

Sin embargo, los gremios piden que se baje el precio de la gasolina a 3 dólares, reducir el costo de medicamentos y electricidad, mejorar la salud y educación públicas e implementar medidas contra la corrupción.

Left Menu Icon
Política & Economía