El canciller ruso anticipó una nueva fase de la operación en Ucrania

Serguei Lavrov aseguró que en esta etapa de la invasión, Rusia considera la opción de utilizar sólo armas convencionales y agregó que Moscú no tiene la intención de reemplazar a las autoridades actuales ucranianas.

El canciller ruso anticipó una nueva fase de la operación en Ucrania

 

Rusia se apresta a iniciar la siguiente etapa de su “operación militar especial” en Ucrania luego de la conquista del Donbass, comunicó el ministro de Exteriores ruso, Serguei Lavrov, mientras su colega de Defensa, Serguei Shoigu, alertó que occidente trata de prolongar el conflicto bélico con el envío permanente de armas y otro funcionario denunció que Ucrania prepara nuevas “provocaciones” destinadas a armar “noticias falsas”.

“La operación en el este de Ucrania tiene como objetivo -como ya se anunció- la liberación completa de las repúblicas de Donetsk y Lugansk. Esta operación continuará, la siguiente fase de esta operación especial está comenzando y creo que ahora habrá un momento crucial en esta operación especial”, dijo Lavrov sin dar más precisiones en una entrevista con la cadena India Today.

Según el canciller ruso, en esta etapa de la invasión, que este martes entró en el día 55, Rusia considera la opción de utilizar sólo armas convencionales, reprodujo la agencia de noticias Sputnik.

Además, aseveró que Moscú no tiene la intención de reemplazar a las autoridades actuales ucranianas. “Hemos afirmado muchas veces que queremos que los ucranianos decidan por sí mismos cómo prefieren vivir”, añadió.

Los comentarios del jefe de la diplomacia rusa se conocieron en paralelo a anuncios coincidentes de autoridades ucranianas y de milicias rusoparlantes de la región del Donbass en cuanto a que las fuerzas enviadas por Moscú lanzaron la ofensiva final para doblegar las resistencia ucraniana en la ciudad portuaria de Mariupol, lo que les aseguraría el control territorial del este del país.

En tanto, el ministro de Defensa alertó que “Estados Unidos y las naciones occidentales bajo su control hacen lo posible para dilatar al máximo la operación militar especial”.

El creciente envío de armas a Kiev, sostuvo, “muestra claramente la intención de Washington de incitar a Volodimir Zelenski a luchar hasta que muera el último soldado ucraniano”.

Este martes, Japón y Francia, aliados de Estados Unidos, anunciaron su propósito de seguir enviando armamento a Kiev.

Por otra parte, el jefe del Centro de Gestión de Defensa supeditado al Ministerio de Defensa ruso, Mijail Mizintsev, aseguró hoy que el Servicio de Seguridad de Ucrania (SBU) está preparando “una provocación para después acusar a Rusia de crímenes de guerra”.

“Según informaciones fidedignas, el SBU está preparando otra monstruosa provocación para después acusar a los militares rusos de crímenes de guerra con asesinatos masivos de la población en la provincia de Odesa (sur de Ucrania)”, dijo Mizintsev.

Relató que para lograr esos propósitos una de las unidades del SBU vestirá uniformes rusos y fusilará de forma demostrativa a varios habitantes de la provincia de Odesa.

También comentó que las fotos y vídeos de las “atrocidades de los rusos” serán publicados de inmediato por las agencias noticiosas ucranianas y occidentales que suelen “difundir cínicamente informaciones falsas”, reportó Sputnik.

Left Menu Icon
Política & Economía