Cabandié ratificó el compromiso de Argentina con el Cambio Climático ante embajadores de la UE

El ministro de Ambiente dijo en el encuentro con los diplomáticos que se necesita financiamiento para alcanzar las metas propuestas. Y convocó a discutir a nivel internacional el canje de deuda por acción climática.

Cabandié ratificó el compromiso de Argentina con el Cambio Climático ante embajadores de la UE

 

A menos de un mes de la Conferencia de las Naciones Unidas sobre el Cambio Climático (COP26), que se realizará en Glasgow, Escocia, entre el 31 de octubre y el 12 de noviembre, el ministro de Ambiente y Desarrollo Sostenible de la Nación, Juan Cabandié, participó este martes de una reunión con el embajador de la Unión Europea en Argentina, Amador Sánchez Rico, junto a embajadores y otras autoridades de la UE, que se realizó en el Centro Cultural Néstor Kirchner, donde se ratificó el compromiso argentino con el Cambio Climático, según comunicó Infobae.

Durante la presidencia de Alberto Fernández, Argentina colocó al Cambio Climático entre uno de los principales temas en su agenda internacional. En varias oportunidades su opinión estuvo alineada con las iniciativas propuestas por el mandatario estadounidense Joseph Biden. En su exposición Cabandié describió que “el planeta enfrenta una triple crisis: la económica, la social y la ambiental. El último informe del IPCC -como se denomina al Grupo Intergubernamental de Expertos sobre el Cambio Climático- confirmó el aumento de la temperatura de 1,1º C por causa humanas y señaló que la meta de no sobrepasar el 1,5º C es cada vez más difícil de alcanzar. La ciencia nos está marcando claramente que la única salida es modificar nuestras formas de producción y trabajo, y comenzar a regirnos por el paradigma de la sostenibilidad”.

Cabandié expresó luego que “cuando hablamos de cambio climático, hablamos de desafíos que tenemos frente al próximo encuentro ambiental que va a ser en Escocia y donde también expresamos la necesidad que tiene la Argentina de una cooperación internacional que esté vinculada a acciones concretas. Necesitamos cooperación en situaciones concretas que brinden recursos y financiamiento para transformar la vida de muchos y muchas que necesitan de acceso a servicios básicos, y a la vez proteger y cuidar nuestros bosques nativos”.

El ministro de Ambiente argentino remarcó que “la política de Cambio Climático, en particular, viene fortaleciéndose. Queremos que la Argentina tenga una política climática ambiciosa, y así lo venimos demostrando en nuestra gestión, en la revisión de nuestra NDC que es un 27,7% más ambiciosa que la presentada en 2016 y en los foros internacionales”. E insistió en la necesidad de obtener financiamiento para lograrlo. “Es central definir cómo se va a financiar esta política. Nuestro país, como muchos países en vías de desarrollo, necesitan apoyo, fondos nuevos y financiamiento. Ustedes, como embajadores, han estudiado nuestra realidad nacional y saben que tenemos que enfrentar una deuda que limita nuestras posibilidades de desarrollo sostenible. Nuestro país necesita que la economía crezca, nuestra población que lo haga de modo justo y equilibrado y el planeta que lo haga ambientalmente sostenible. Nuestro país tiene un 41% de personas en situación de pobreza y un 11% de indigencia. Y 6 de cada 10 niños son pobres (54%), expresó”.

Luego instó a los diplomáticos presentes a un debate sobre el que ya se había manifestado el jefe de Estado argentino en otros foros que abordaron la misma tónica. “Como lo viene planteando nuestro Presidente Alberto Fernández, creemos que es importante discutir a nivel internacional el canje de deuda por acción climática. Los países desarrollados además deben cumplir con sus compromisos de financiamiento”, sostuvo Cabandié.

Por su parte, el embajador Amador Sánchez Rico expresó: “Desde la Unión Europea hemos presentado recientemente nuestra Contribución con un nivel de ambición de un 55 % comparada con los niveles de 1990 en el marco de los compromisos a 2030 y a la neutralidad climática para el 2050″. Asimismo, Sánchez Rico agregó: “La UE representa el 8 % de las emisiones a nivel mundial. Por eso, no podemos hacerlo solos y estamos dispuestos de hacerlo con nuestros socios, entre ellos está la Argentina”.

También estuvo presente el vicecanciller argentino y secretario de Relaciones Exteriores del Ministerio de Relaciones Exteriores, Comercio Internacional y Culto de la Nación, Pablo Tettamanti, quien dijo que “el cambio climático es uno de los ejes centrales de la política exterior de la Argentina. En ese mismo sentido, es muy relevante la iniciativa de parte del Ministerio de Ambiente de la Nación de hacer una convocatoria a nivel hemisférico, porque es de importancia poder pensar con nuestro países vecinos cuáles son los pasos que vamos a dar próximamente en esta temática”.

“No podemos perder de vista que América Latina es considerada la región del planeta donde la división entre los que más tienen y los que menos tienen es la más amplia, y en este contexto de recuperación pospandemia, sabemos que tenemos que enfrentar también este desafío y basado en el principio de la sostenibilidad. El cambio climático necesita acciones concretas, y esas acciones necesitan del aporte financiero”, finalizó el funcionario.

Durante el encuentro se presentaron los principales ejes que se tratarán en la próxima Convención de las Partes de la Convención Marco de las Naciones Unidas para el Cambio Climático (COP26) a celebrarse en en Glasgow, Escocia. En esta línea, cabe mencionar que la Argentina presentará su estrategia de desarrollo resiliente con bajas emisiones a largo plazo enmarcada en los compromisos globales para alcanzar la carbono neutralidad en 2050.

Además, el país ya presentó su Segunda Contribución Nacional, la que es 25,7 % más ambiciosa que en 2016. En abril pasado, en la Cumbre de Líderes por el Clima, el presidente de la Nación, Alberto Fernández, expuso un compromiso aún más importante. Es decir que la Argentina aumentó su ambición llevando la meta de su contribución al 27,7 %. Esto es compatible con el objetivo de 2 °C e implica un gran esfuerzo para el país. Para alcanzar estos objetivos, la Argentina necesita contar con los medios de implementación adecuados, por lo que reclama el cumplimiento de los compromisos de financiamiento y transferencia de capacidades establecidos en Copenhague y París a los países desarrollados. En esta línea, nuestro país propone el pago por servicios ecosistémicos y el canje de deuda por acción climática.

En la COP 26, Argentina llevará además como algunas de sus propuestas “repensar la arquitectura financiera global y revisión de los procedimientos de acceso a fondos multilaterales”, que haya “emisión de los DEG del FMI a un Fondo de Resiliencia y Sostenibilidad, con extensión de plazos y reducción de tasas” y además “movilizar fondos de manera balanceada entre adaptación y mitigación, poniendo como piso que el 50% de los fondos climáticos deben destinarse a la adaptación”.

También estuvieron presentes en la reunión de este martes en el CCK, la jefa de gabinete de la cartera ambiental nacional, Soledad Cantero; el secretario de Cambio Climático, Desarrollo Sostenible e Innovación, Rodrigo Rodríguez Tornquist. Por la Unión Europea estuvieron los embajadores Ulrich Sante (Alemania), Andrés Melan (Austria), Karl Dhaeme (Bélgica), Stoyan Mahailov (Bulgaria), Duska Paravic (Croacia), Soren Vothz (Dinamarca), Alain Brian Bergant (Eslovenia), Alfonso Dies Torres (ministro consejero de España), Ratislav Hindicky (Eslovaquia), Saara Nikkinen (Primer Secretaria de Finlandia), Elisabeth Fotiadou (Grecia), Jozsef Nemeth (Hungría), Jacqueline O’Hallaran (Irlada), Fabrizio Lucentini (Italia), Bernd Scholtz (Países Bajos), Aleksandra Piatkowska (Polonia), José Ludovice (Portugal), Dan Petre (Rumania), Anders Carlsson (Suecia), Amador Sánchez Rico (embajador de la Unión Europea en la Argentina), Jordi García Martínez (Consejo de la UE en Argentina), Luca Pierantoni (jefe de la Sección Cooperación de la UE en Argentina) y Viktoria Lovenberg (delegación de la UE en Argentina.