Bolsonaro cortó el presupuesto en las universidades y en ciencia y tecnología

El presidente de Brasil “bloqueó” el dinero destinado a esos dos organismos y también partidas de los Ministerios de Salud, Defensa y Desarrollo Regional para ahorrar 7.000 millones de dólares y sanear las cuentas públicas.

Bolsonaro cortó el presupuesto en las universidades y en ciencia y tecnología

 

 

El presidente de Brasil, Jair Bolsonaro, bloqueó el dinero del presupuesto destinado a las universidades y a la ciencia y tecnología para hacerle el frente al déficit en las cuentas públicas, acelerado por la avalancha de beneficios sociales de unos 7.000 millones de dólares otorgados a diversas capas de la población antes de las elecciones, se informó oficialmente.

“El bloqueo de las cuentas del presupuesto educativo coloca en riesgo el sistema de todas las universidades federales e institutos federales”, informó la Asociación Nacional de Dirigentes de Instituciones Federales de Educación Superior, Andifes.

El bloqueo total del presupuesto 2022 del Ministerio de Educación llega a 3.000 millones de reales, el 28,6% del recorte total.

El decreto 11.216 fue firmado el viernes 30 de setiembre por el presidente Bolsonaro y el ministro de Economía, Paulo Guedes, dos días antes de la primera vuelta de la elección presidencial.

Los detalles del decreto llamado de reprogramación presupuestaria se conocieron mediante el análisis hecho por la Institución Fiscal Independiente del Congreso, que indicó que el recorte presupuestario del Poder Ejecutivo fue de 10.500 millones de reales, unos 2.000 millones de dólares en total.

Bolsonaro dice que con nuevo Congreso dominado por la derecha Lula “volcará” si es electo

Pablo Giuliano, corresponsal

El presidente de Brasil aseguró que el nuevo Congreso que surgió de las elecciones del domingo, con dominio de la derecha, será un obstáculo que podrá hacer fracasar un eventual gobierno de su rival en el balotaje del 30 de octubre, el exmandatario Luiz Inácio Lula da Silva.

“El Congreso que surgió el domingo es menos rojo, es mas verdeamarillo, más de centroderecha, con proyectos que van a llevar a Brasil al primer mundo de verdad. El otro piloto será un fracaso, va a volcar en la primera o en la segunda curva si se sube a esta Ferrari llamada Brasil”, aseguró el jefe del Estado.

Lo hizo en un acto en el Palacio de la Alvorada en el cual reunió a todos los bloques oficialistas y los nuevos parlamentarios elegidos en las elecciones generales del domingo.

“Brasil despegó, pero si cambian el piloto ahora, en medio de un vuelo, harán caer el avión”, dijo el mandatario, rodeado de líderes católicos y evangelistas de la extrema derecha,

Bolsonaro defendió su alianza entre el Congreso y el Poder Ejecutivo “como si fuera un solo poder” y felicitó la estrategia del espacio de derecha y centroderecha para lograr mayoría en el Senado y en la Cámara de Diputados.

En caso de un gobierno de Lula, el sector de izquierda o centroizquierda deberá abrir negociaciones con los partidos bolsonaristas para llevar adelante sus proyectos.

Con el favoritismo de Lula en las encuestas para el balotaje, el candidato ultraderechista del Partido Liberal anunció que prepara un plan calcado de la propuesta del Partido de los Trabajadores (PT), que apunta a renegociar las deudas de las familias más pobres: más del 70% de la población está endeudada.

El objetivo es alcanzar a cuatro millones de personas que tienen deudas ante la Caixa Económica Federal, el banco público destinado a la pequeña renta, para renegociar el 90% de sus deudas, con prioridad para las mujeres.

Bolsonaro dijo que quiere acelerar la producción de minerales como niobio y grafeno y que buscará evitar la privatización de la empresa pública de extracción de niobio ubicada en Minas Gerais, que provee ese mineral al mercado mundial de acero con mayor sofisticación.

“Yo soy privatista, pero algunas cosas tienen que quedar en el Estado”, afirmó el mandatario.

Para Bolsonaro, la suba de la Bolsa de Valores experimentada el lunes y la caída del dólar “fue un mensaje del mercado financiero como aprobación a la segunda vuelta” porque “Brasil no va a entrar en el tren de la izquierda de América Latina”.

Bolsonaro fue criticado hoy en las redes porque anoche atacó en Facebook a los estados de la región noreste, la más pobre del país, donde Lula ganó por más del 65% de los votos, y dijo que la explicación del comportamiento de los electores tiene que ver con “el analfabetismo mayor” que hay en esa región.

Este jueves, en el Palacio de la Alvorada, Bolsonaro dijo que el nordeste es la región más pobre de Brasil porque “hace 20 años está gobernada por la izquierda”.

Left Menu Icon
Política & Economía