Tierra del Fuego reglamentó la Ley de Electrodependientes y empadronó a 29 personas

Los beneficiarios del sistema “tendrán no solamente servicio gratuito sino energía garantizada a través de un UPS o de un generador”. La provincia es la vigésima primera del país en adherir a la Ley Nacional 27.351.

El registro nacional tiene ingresados unos 10 mil beneficiarios electrodependientes.

 

El Gobierno de Tierra del Fuego reglamentó la ley que protege con tarifas gratuitas del servicio de energía eléctrica a los pacientes electrodependientes y empadronó a 29 personas que serán los primeros beneficiarios del sistema, informaron este martes fuentes oficiales.

Las autoridades provinciales indicaron que tras la reglamentación realizada por el Ministerio de Salud, a través de la Secretaría de Atención a Personas con Discapacidad y Adultos Mayores, se confeccionó un padrón inicial con 13 personas de la ciudad de Ushuaia y 16 de Río Grande.

La Ley provincial 1283 convirtió a Tierra del Fuego en la vigésima primera del país en adherir a la Ley Nacional 27.351 que estableció concesiones para las personas que precisan de suministro eléctrico constante para atender problemas de salud.

El coordinador Provincial de Energía, José Luis Santana, explicó a la prensa que el padrón “quedará abierto” a la espera de incorporar más beneficiarios, ya que según estimaciones previas a la ley existen unas 160 personas electrodependientes en la jurisdicción.

Para instrumentar la norma, el Gobierno local comunicará el listado de empadronados a las dos empresas distribuidoras de energía: la Dirección Provincial de Energía (DPE) en Ushuaia y la Cooperativa Eléctrica de Río Grande.

“Estas personas tendrán no solamente servicio gratuito sino energía garantizada a través de un UPS o de un generador, para lo que se deberán realizar trabajos técnicos”, mencionó Santana.

El funcionario también felicitó a los familiares de pacientes electrodependientes por su “lucha continua” en pos de la sanción de esta ley.

La reglamentación establece que los medidores de electricidad de los usuarios electrodependientes estarán identificados con un “adhesivo especial”.

Además, las empresas proveedoras deberán realizar tareas de adecuación de las instalaciones domiciliarias para “garantizar la conexión y la seguridad eléctrica, desde la línea de distribución hasta la alimentación del equipamiento médico”.

La Ley de Electrodependientes fueguina fue sancionada por unanimidad el 29 de agosto de 2019, con la presencia en el recinto del titular de la Asociación Argentina de Electrodependientes (Aaed) Mauro Stefanizzi, impulsor de la ley a nivel nacional.

La Ley Nacional 27.351 también obliga a las compañías proveedoras de energía a habilitar “una línea telefónica especial gratuita de atención personalizada destinada exclusivamente a asistir a los usuarios electrodependientes por cuestiones de salud, disponible las 24 horas incluyendo días inhábiles”.

Stefanizzi, autor del libro “Joaco”, que cuenta la historia de su propio hijo electrodependiente, precisó que el registro nacional tiene ingresados unos 10 mil beneficiarios y que la cifra va incrementándose a medida que el tema cobra mayor notoriedad.