Tierra del Fuego rechazó la nominación al Nobel de la Paz de un excoronel británico

Las autoridades fueguinas consideran que el rol del exmilitar inglés Geoffrey Cardozo, quien trabajó en la identificación de soldados fallecidos durante la guerra de Malvinas, fue cuestionable y que, por ende, no merece ningún galardón.

El Gobierno de la provincia de Tierra del Fuego rechazó este miércoles la nominación al Premio Nobel de la Paz del excoronel británico Geoffrey Cardozo, por el trabajo conjunto realizado con el excombatiente argentino Julio Aro en la identificación de soldados fallecidos durante la guerra de Malvinas

Si bien Cardozo recibió varias distinciones en la Argentina por parte de universidades nacionales y fue homenajeado por la Cámara de Diputados en 2018, las autoridades fueguinas consideran que el rol del exmilitar inglés fue cuestionable y que, por ende, no merece ningún galardón.

Según explicó el secretario de Malvinas de Tierra del Fuego, Andrés Dachary, luego del conflicto bélico de 1982, la Argentina se negó a aceptar la “repatriación” de los cuerpos de los soldados caídos en combate, con el argumento de que “ya se encontraban en suelo argentino”.

Como “represalia”, el gobierno de la entonces primera ministra Margaret Thatcher ordenó que “los restos de nuestros soldados sepultados en los distintos campos de batalla, fueran exhumados y vueltos a sepultar en un solo lugar, violando de esta manera disposiciones básicas del derecho internacional humanitario”, argumentó Dachary en declaraciones oficiales difundidas por la secretaría de comunicación del gobierno fueguino.

En esa línea, el funcionario señaló que el gobierno inglés le encomendó esa misión a Geoffrey Cardozo, “el mismo que hoy, pretendiendo distorsionar la historia y los hechos, es postulado para la obtención de uno de los premios más prestigiosos de la humanidad”, indicó.

De concretarse esta distinción, “se estaría premiando a un individuo que contribuyó a un innecesario y dilatado sufrimiento de los familiares de los soldados caídos”, aseguró Dachary.

Es por eso que el gobierno fueguino ya remitió una nota a la embajada de Noruega en Buenos Aires, expresando su rechazo a la nominación de Cardozo aunque sin mencionar el rol del excombatiente Aro, también postulado al mismo premio.

Por voluntad de Alfred Nobel, el galardón se otorga desde 1901 a personas u organizaciones que luchen por la paz, ya sea defendiendo los derechos humanos, promoviendo el desarme o resolviendo conflictos.

En la Argentina, el trabajo conjunto de Cardozo y Aro fue reconocido por la Universidad Nacional de Cuyo, a través del Observatorio Interuniversitario “Cuestión Malvinas”, y por la Universidad Nacional de Mar del Plata, cuyo Consejo Superior encomendó al rector Alfredo Lazzeretti a postular a ambos exmilitares al Premio Nobel.

Sin embargo, desde el Gobierno fueguino se apoyan en la tarea desarrollada por el “Observatorio Provincial Cuestión Malvinas”, integrado por múltiples instituciones y organizaciones sociales, para rechazar el reconocimiento internacional al excoronel británico.