Gustavo Bordet realizó la apertura de la Legislatura provincial

El gobernador de Entre Ríos, Gustavo Bordet, resaltó ante la Asamblea Legislativa las acciones para contener la pandemia, sostener a los sectores más afectados y dinamizar la economía, con el respaldo del gobierno nacional.

Bordet destacó la puesta en marcha del juicio por jurados, la sanción de la ley de paridad integral y el concurso público que las autoridades del tribunal de cuentas como hechos que consagran la institucionalidad y la democracia. También mencionó en ese marco la presentación ante la legislatura de nuevo régimen de protección, asistencia y prevención de la violencia por razones de género, la capacitación en el marco de la ley Micaela y la constitución del observatorio de seguimiento de capacitación en género y violencia contra las mujeres.

El mandatario remarcó que la elección de “un paradigma basado en los derechos humanos” fue fundamental para las acciones llevadas adelante desde el Estado provincial, ya que “comprende a la salud como una construcción colectiva, con un componente ético, técnico y político, y que requiere de políticas sociales y económicas inclusivas y con justicia social”.

En ese marco, subrayó que se duplicó la capacidad del sistema de salud, a la vez que se generaban estrategias para contener a la población más vulnerable, ayudar a los sectores económicos más perjudicados y sostener el ritmo de la obra pública.

Destacó además que se logró mantener los niveles de empleo y actividad “gracias a la inversión directa estatal en materia de infraestructura pública. Hemos trabajado para ello con el gobierno nacional de Alberto Fernández, que vino a restablecer un federalismo real, con obras, recursos, articulación y asistencia”.

Referenciando la figura de Francisco “Pancho” Ramírez, a 200 años de su muerte, y teniendo en cuenta el contexto actual, dijo que las y los representantes del pueblo tienen la obligación “de proponerle al pueblo entrerriano un camino que sea capaz de dejar atrás la incertidumbre y crear esperanza”.

Señaló que para ello, es necesaria una “acción concertada de todos los sectores que conforman la sociedad entrerriana”. Aseguró que “la unión es el principal valor” para lo que se viene, considerando que el mayor aprendizaje del contexto de pandemia es que “ni la indiferencia ante el dolor de los otros, ni la negación, pueden significar una salida”.

“Sobre las bases de la empatía y la solidaridad volveremos a levantar la sociedad que nos merecemos, vertebrada por la confianza y el trabajo arduo. La recuperación de la Argentina, y de la provincia, no admite divisiones, egoísmos, ni ambiciones personales”, expresó el gobernador. Subrayó en este sentido la necesidad de escuchar a la sociedad y sostener el diálogo entre los diferentes sectores que la conforman.

Entre las medidas más importantes, el gobernador comunicó la decisión de incrementar un 0,5 por ciento más -300 millones de pesos anuales- el aporte patronal a la obra social de la provincia, Iosper. Recordó que en 2017 ya había restituído un porcentaje igual. Y anunció que antes de completar su mandato a va a recuperar el aporte patronal en su totalidad. En 1995 el poder ejecutivo provincial había quitado dos puntos de aportes patronales a la obra social provincial.

“Lo hacemos para cumplir con un derecho que nunca debió ser quitado, para garantizar la salud de los entrerrianos”, señaló, comprometiéndose a restituir la totalidad de este porcentaje antes de retirarse de la gestión.

También hizo mención a un principio de acuerdo para la reestructuración de la deuda tomada por la provincia en 2017, que significó la emisión de un bono por 500 millones de dólares. El acuerdo con los tenedores de estos bonos en el exterior levantará la demanda judicial iniciada por los mismos, duplicará el plazo de amortización y reducirá sustancialmente las tasas de interés de 8,75 a 6,90% promedio.

Bordet destacó el acompañamiento del gobierno nacional y la articulación permanente con las demás provincias. “Siempre primó el objetivo de cuidar los intereses de la provincia y de nuestra gente”, afirmó.

En referencia al diseño de las estrategias que permitieron enfrentar la pandemia, sostuvo que “lo más trascendente fue la organización histórica del sistema asistencial sanitario de la provincia, complementando capacidades y recursos públicos y privados”. Manifestó que esto fue de vital importancia para que “ningún servicio crítico se vea obligado a seleccionar pacientes y ningún entrerriano se quede sin atención sanitaria”.

Reconoció y agradeció a su vez, el trabajo desarrollado por las y los trabajadores de hospitales y centros de salud, “que hicieron honor a su vocación, su saber técnico, profesional y su valía humana, tanto en el sector público como del privado. Vaya para todos ellos y ellas mi más profundo y sincero reconocimiento por la labor abnegada que realizan todos los días al frente de la pandemia”.

En materia de inversiones, informó que se invirtieron 350 millones de pesos en intervenciones a establecimientos sanitarios de la provincia. Se suman a ello los más de 2.000 millones invertidos en equipamientos, insumos, red de laboratorios, partidas presupuestarias y fortalecimiento del recurso humano.

Ratificó además la decisión del gobierno provincial de seguir trabajando junto nación para vacunar a la población contra el Covid-19. “Asumimos el compromiso de llegar a todas y todos los entrerrianos que en forma voluntaria y gratuita quieran acceder a la vacuna”, indicó.

En materia de educación, el mandatario puso de relieve que Entre Ríos fue “la primera jurisdicción del país en poner en línea un soporte educativo alternativo, en simultáneo con la suspensión de actividades en los edificios escolares”. Agradeció el esfuerzo de docentes y familias para sostener la continuidad educativa y afirmó que se está invirtiendo en higiene y seguridad para continuar el proceso de retorno a las clases presenciales.

Confirmó el inicio del ciclo lectivo para el 1 de marzo, a la vez que se continúan las paritarias y fortalecen las herramientas tecnológicas y de conectividad, “porque debemos estar preparados para asegurar la educación en todos los escenarios posibles”.

También indicó que se invirtieron 300 millones de pesos desde el inicio de la pandemia en la intervención de 420 edificios escolares. Mención especial tuvieron las obras en escuelas técnicas y agrotécnicas, algunas de las cuales serán inauguradas este año.

Párrafo aparte mereció el “avance trascendental” que significó la aprobación de la ley de paridad integral. El gobernador reconoció el trabajo de la red para la igualdad, que fuera encabezada por la vicegobernadora Laura Stratta y que le dio cuerpo a la norma. Aseguró que se saldan así “deudas históricas”, colocando a Entre Ríos a la vanguardia respecto de otras leyes en nuestro país.

Dijo que también trabajó junto a Stratta “para cumplir con un compromiso que habíamos asumido luego del femicidio de Fátima (Acevedo)”. En ese marco, habló de revisar “las prácticas y las leyes vigentes” para “el real acceso a la justicia por parte de quienes sufren violencia de género”. Saludó además la creación del consejo federal para el abordaje de femicidios, travesticidios y transfemicidios por parte del gobierno nacional.

Al destacar la sanción de la ley de cupo laboral trans, recordó a la diputada Emilce Pross, quién originalmente presentara este proyecto. “Siempre se caracterizó por impulsar la agenda de ampliación de derechos, una gran sensibilidad y la búsqueda permanente de justicia social”, señaló Bordet.

En el repaso de los compromisos asumidos, confirmó que hubo avances en la constitución de Industrias Farmacéuticas de Entre Ríos S.A., una herramienta clave para el acceso a los medicamentos y uno de los compromisos realizados al asumir su segundo mandato.

Por otra parte, dio cuenta del estado de los proyectos del acueducto metropolitano de Paraná, la obra para dotar de energía eléctrica a puerto Ibicuy y el aeropuerto de Concordia; que fueran parte de los anuncios realizados ante la asamblea legislativa en 2020. Respecto al primero, informó que se consiguió el financiamiento y se firmó un convenio para su desarrollo, mientras que para los otros dos ya se abrieron los sobres con las ofertas.

En este capítulo, el mandatario también dedicó un espacio para hablar sobre Salto Grande, resaltando que “junto a nuestros legisladores nacionales gestionamos y logramos incorporar al presupuesto nacional 2021 la transferencia automática a Entre Ríos de los fondos excedentes”.

Otro de los compromisos asumidos en febrero pasado fue el Fondo de Garantía de Entre Ríos (Fogaer), el cual se pudo constituir este año a través de una línea de crédito a tasa subsidiada entre el gobierno de la provincia, el Banco Entre Ríos y el Ministerio de Producción de la Nación.

Entre los temas planteados hace un año y que restan resolver, el gobernador no dejó de mencionar que aún existe “una deuda pendiente con todos los entrerrianos: la de sancionar una nueva ley que reemplace el decreto para el tratamiento de agroquímicos”. En el mismo sentido, llamó la atención “sobre la difícil situación que genera el crecimiento exponencial del déficit del sistema previsional”. En ambos casos, insistió en la necesidad de “un debate franco y sincero que permita vislumbrar una salida”.

Por último, en materia económica, el gobernador remarcó que aún ante el escenario adverso que provocó la caída de la recaudación, se trabajó con el gobierno nacional para recibir aportes del tesoro nacional, asistencia a través del programa para la emergencia financiera provincial y créditos del fondo fiduciario para el desarrollo provincial.

Mencionó que no obstante, la provincia mejoró la calidad del gasto público y se realizaron “aumentos salariales a través de sumas fijas a cuenta de las paritarias, que en este momento permanecen abiertas”. En este punto, subrayó que “siempre velamos por defender el salario y las condiciones laborales de nuestros trabajadores y trabajadoras”.

A su vez, desde la provincia se brindó atención financiera a los municipios a través de aportes no reintegrables por hasta 1.000 millones de pesos. Además, con la puesta en vigencia de la ley de comunas, promovida desde el poder ejecutivo, los 53 nuevos gobiernos comunales vieron quintuplicados sus ingresos en concepto de coparticipación respecto de lo que percibían cuando eran juntas de gobierno.

En ese mismo sentido, el mandatario aseguró que se trabajó intensamente en gestiones para acompañar a los sectores del turismo y la cultura, así como los proyectos de emprendimientos en ciencia y tecnología. Además, se desarrollaron estrategias y herramientas para sostener el empleo y se trabajó en la elaboración de protocolos para reanudar las actividades.

Entre las obras destacadas, Bordet mencionó las de saneamiento, acceso al agua potable y tratamiento de residuos, así como la inversión “inédita” en materia de desarrollo gasífero y el cierre norte energético

También mencionó en ese marco la presentación ante la legislatura de nuevo régimen de protección, asistencia y prevención de la violencia por razones de género, la capacitación en el marco de la ley Micaela y la constitución del observatorio de seguimiento de capacitación en género y violencia contra las mujeres.

El mandatario remarcó que la elección de “un paradigma basado en los derechos humanos” fue fundamental para las acciones llevadas adelante desde el Estado provincial, ya que “comprende a la salud como una construcción colectiva, con un componente ético, técnico y político, y que requiere de políticas sociales y económicas inclusivas y con justicia social”.