El Presidente acordó con Capitanich una inversión de 19 millones de dólares en Chaco

El proyecto abarca la construcción de 20 establecimientos entre jardines de infantes, escuelas primarias, secundarias, técnicas y de educación especial, y bibliotecas.

El programa, subvencionado parcialmente con recursos del Fondo Financiero para el Desarrollo de la Cuenca del Plata (Fonplata), prevé beneficiar a más de 47.000 chaqueños.

El presidente Alberto Fernández rubricó con el gobernador del Chaco, Jorge Capitanich, el Proyecto de Inversión Social en Educación Pública, Ciencia y Tecnología, por el cual el Gobierno asistirá financieramente a esa provincia para la construcción de 20 establecimientos educativos y la mejora de una veintena de edificios escolares, con una inversión de 19 millones de dólares.

La firma del convenio se llevó a cabo en en la Quinta Presidencial de Olivos, informaron fuentes oficiales.

El programa, subvencionado parcialmente con recursos del Fondo Financiero para el Desarrollo de la Cuenca del Plata (Fonplata), prevé beneficiar a más de 47.000 chaqueños entre alumnos matriculados, docentes y plantel administrativo en los establecimientos a ser intervenidos.

De los 19 millones de dólares de la inversión total, 15 millones serán financiados con recursos del organismo multilateral de crédito y los cuatro millones restantes serán aportados por la provincia, indicaron las fuentes.

El proyecto abarca la construcción de 20 establecimientos entre jardines de infantes, escuelas primarias, secundarias, técnicas y de educación especial, y bibliotecas.

También prevé el mantenimiento, ampliación y refacción de una veintena de edificios ubicados en localidades chaqueñas.

Por otra parte, comprende el financiamiento para continuar con el desarrollo e implementación del Sistema Integral de Educación (SIE) y de la Plataforma Virtual para la Educación “ELE”.

El Fonplata, que en el país funciona bajo la órbita de la Secretaría de Asuntos Estratégicos de la Presidencia, es un organismo conformado por Argentina, Bolivia, Brasil, Paraguay y Uruguay, cuya principal finalidad es conseguir una mejor inserción en la región y en el mercado global y, a la vez, contribuir a generar un desarrollo armónico e inclusivo en cada uno de ellos.