Diez gobernadores relanzan “Norte Grande”, un nuevo bloque económico nacional

Coalición del NOA y NEA mixtura a peronistas con radicales y Ejecutivos de fuerzas provinciales. Buscan combatir asimetrías. Subsidios al transporte, precio de combustibles y tarifas de energia en verano están entre las prioridades, en medio de puja Nación-CABA por fondos.

El chaqueño Jorge Capitanich y el santiagueño Gerardo ZamoraEl chaqueño Jorge Capitanich y el santiagueño Gerardo Zamora, dos de los asistentes a la cumbre de este viernes en Chaco.

Con el telón de fondo de la ciudad de Resistencia, diez mandatarios del NOA y NEA delinearán este viernes una foto conjunta -y presencial- de peso político al relanzar la Región del Norte Grande, una suerte de liga de gobernadores norteños que unirán fuerzas para defender intereses comunes y negociar en bloque el combate contra las asimetrías respecto del resto del país.

De la cumbre, que arrancará a las 17 en el Centro de Convenciones de la capital chaqueña, brotará un documento que reflejará los fundamentos y objetivos de una coalición que mixtura a peronistas con radicales y con dirigentes de fuerzas provinciales.

Distanciamiento y tapabocas mediante, la instantánea reunirá in situ al anfitrión Jorge Capitanich -promotor de la reactivación de la región-, a los también peronistas Gildo Insfrán (Formosa), Raúl Jalil (Catamarca), Juan Manzur (Tucumán) y Ricardo Quintela (La Rioja); los radicales Gerardo Morales (Jujuy) y Gustavo Valdés (Corrientes), y el misionero Oscar Herrera Ahuad (Frente Renovador de la Concordia), el santiagueño Gerardo Zamora (Frente Cívico) y el salteño Gustavo Sáenz.

Los une la apuesta a traccionar juntos, con la esperanza de convertirse en un jugador de peso en tiempos de frazada corta en materia de recursos. Y de una coyuntura que augura nuevos tironeos en materia de reparto de fondos, con epicentro en las últimas “correcciones” impulsadas por la Casa Rosada y con CABA, comandada por Horacio Rodríguez Larreta (Juntos por el Cambio), como principal destinataria de las estocadas.

Se trata de una agenda amplia que mixtura urgencias en materia de infraestructura con reparto de recursos, políticas diferenciales o búsqueda de inversiones. Minería, energía, infraestructura, educación y ambiente son algunos de los ejes.

Tenemos asimetrías en infraestructura y competitividad”, aseguró Capitanich días atrás, en diálogo con Ámbito.

Y anotó entre las urgencias el hecho de que el Norte Grande tiene “precios de combustibles más altos que en Capital y subsidios de transporte inferiores a Capital” y que no cuenta con “un precio diferencial de energía, siendo los de mayor consumo del verano”.

En la cumbre de este viernes no estará Alberto Fernández, quien sí iba a participar (con agenda de inauguraciones, en paralelo, mediante) del encuentro del 27-N en Resistencia, suspendido por el duelo nacional derivado de la muerte de Diego Maradona. Pero podría ser de la partida el ministro del Interior, Eduardo “Wado” de Pedro.

Con ese telón de fondo, y si bien el tema no estaba incluído en la agenda inicial del encuentro, desde despachos de algunos de los gobernadores no descartaban este jueves la posibilidad de que brote este viernes un pronunciamiento en torno a la conveniencia de suspender las Primarias Abiertas, Simultáneas y Obligatorias (PASO) nacionales, en el marco del impacto de la pandemia y de la necesidad de concentrar esfuerzos y recursos en la campaña de vacunación contra el coronavirus. Una avanzada fogoneada por buena parte de los mandatarios pero que se topó con resistencias desde filas del kirchnerismo.

En lo formal, en el encuentro en Chaco los mandatarios ordenarán formalmente el Consejo Regional del Norte Grande.

En esa línea, se pondrá en marcha la Asamblea de Gobernadores, que elegirá un presidente pro tempore por seis meses. Además se conformará una Junta Ejecutiva, integrada por ministros de las provincias, y se designarán dos coordinadores por el NOA y el NEA (uno de cada región).