Diego Lara asumió como presidente del Tribunal de Cuentas en Entre Ríos

El gobernador Gustavo Bordet puso en funciones a Diego Lara al frente del Tribunal de Cuentas. Destacaron que se dio cumplimiento a la Constitución provincial.

Gustavo Bordet: “esto tiene que ver con la democratización de nuestras instituciones y con hacer cumplir la Constitución de la provincia”
El gobernador, Gustavo Bordet, puso en funciones al nuevo presidente del Tribunal de Cuentas, Diego Lara. “Hoy Entre Ríos ha ganado en transparencia y en democratización de sus instituciones. Por primera vez en la historia de la provincia se designan las autoridades del Tribunal de Cuentas a través de un concurso público previsto en la Constitución”, expresó el gobernador.
“Este era un compromiso que había asumido y que hoy lo estamos poniendo en práctica”, subrayó el mandatario durante el acto realizado en el Centro Provincial de Convenciones de Paraná, donde hizo entrega del decreto de designación a Diego Lara como titular del Tribunal de Cuentas. El mandatario estuvo acompañado por la vicegobernadora Laura Stratta.

“De aquí en más, ningún otro funcionario volverá a ser nombrado de manera arbitraria por el Poder Ejecutivo”, aseguró Bordet y remarcó que “esto es muy bueno que suceda, porque quienes controlan nuestros actos no pueden ser nombrados también por el Poder Ejecutivo porque esto genera dudas, abre sospechas y, la verdad, cuando se trata de actos de gobierno y actos administrativos, tiene que primar la transparencia”.

En ese marco, consideró que “hoy Entre Ríos ha ganado en transparencia y en democratización de sus instituciones al culminar esta etapa y este proceso donde después de una selección en el concurso se cubrieron los cargos de presidente, un vocal y de tres fiscales”.

El mandatario formuló estos conceptos luego de que el vocal 1 del Tribunal de Cuentas, José Luis Gea Sánchez, le tomara juramento a Lara. Tras lo cual este último hizo lo propio con María de los Angeles Moia, como vocal 2; Nanci Vinagre, como fiscal de Cuentas Nº 1; María Cristina Federik; como fiscal de Cuentas Nº 2; y Fernando Lenardón, como fiscal de Cuentas Nº 3 del Tribunal de Cuentas de Entre Ríos.

Bordet recordó que cuando se inauguraba la Asamblea Legislativa el 15 de febrero de este año, “habíamos anunciado que íbamos a culminar el proceso de concursar los cargos vacantes que había en el Tribunal de Cuentas; y así lo hicimos, a pesar de que fue un año complejo, surcado por una pandemia que desde el punto de vista administrativo significó retrasos en los tiempos, pero fuimos tomando la decisión de avanzar en la culminación de este proceso”.

“Hoy estamos llegando a este momento, con la asunción de quienes han sido designados luego de los concursos; y es un momento histórico porque por primera vez en el órgano de control por excelencia que tiene la provincia se cubren las vacantes a través de un concurso, que fue realizado con total transparencia e independencia del Poder Ejecutivo. Anteriormente todas las designaciones eran puestas por el gobernador de la provincia”, sentenció.

Y agregó: “Me queda la satisfacción de poder culminar mi segunda y última gestión habiendo dado cumplimiento, no sólo a cubrir las vacantes, sino también a no haber designado absolutamente ningún miembro del Tribunal de Cuentas discrecionalmente”.

Consideró que “esto tiene que ver con la democratización de nuestras instituciones y con hacer cumplir la Constitución de la provincia” y mencionó que “los cargos a cubrir en el Tribunal de Cuentas están en la Constitución reformada desde el año 2008, pasaron 12 años para poder lograr poner en marcha este mecanismo. Pero también tiene que ver con compromisos que teníamos de mejorar la vida democrática e institucional de la provincia”.

En este último sentido, hizo notar que, “pandemia mediante, llegamos este años también a cumplir otro compromiso, que fueron los Juicios por Jurados, no previstos en la Constitución de 2008, sino en la Constitución de 1933; 67 años pasaron para que no quede en letra muerta lo que de manera muy sabia los constituyentes de esa época habían determinado”.

Asimismo, destacó que “este año asumimos otro compromiso que ya había intentado en la gestión anterior y que ahora, promediando el año, hemos sancionado y se comenzó a aplicar, que es la Ley de Paridad Integral, surgida de una amplio consenso y que se trabajó transversalmente con todas las instituciones, no solamente con quienes tiene que ver con la política o quienes desempeñan cargos legislativos, sino que tiene que ver con distintos ámbitos, porque se aplica en general y garantiza que tanto mujeres como hombres tengamos la misma igualdad de posibilidades”.

“Esto habla a las claras que hay un tiempo que viene en nuestra provincia a poner en funcionamiento muchos institutos que están previstos constitucionalmente y que nos mejoran la calidad de gestión, el control y garantizan la participación real y efectiva en todos los ámbitos”, dijo.

Añadió que “faltan muchas reformas más, poner en funcionamiento muchas instituciones previstas constitucionalmente que aún no están”, y en ese marco consideró que “hay que seguir trabajando para que los tres poderes del Estado tengan el mismo equilibrio. Tienen que intervenir los tres poderes del Estado y voy a trabajar en una reforma para que así sea”, dijo.

“Este es el compromiso que asumí cuando juré como gobernador y lo voy a hacer cumplir del mismo modo”, subrayó y pidió a las nuevas autoridades del Tribunal de Cuentas “celeridad en empezar y concluir las causas; los expedientes que se abren, donde transcurre una cantidad de tiempo muy largo, pierden sentido cuando se llega a la sentencia. Las personas no son las mismas 10 o 15 años después y pierde efectividad la condena o la absolución”.

Por eso, reiteró la necesidad de “la celeridad para resolver estos temas que son de incumbencia para todos quienes nos desempeñamos en cargos públicos y también para garantizar el resarcimiento en los daños que se le pueden producir al Estado por el incumplimiento de los deberes de funcionarios públicos”.

Finalmente, garantizó “a todos los miembros del Tribunal de Cuentas que trabajaremos de la misma manera: jamás he levantado un teléfono para hablar con el presidente, ni con ningún vocal o fiscal, para que incida de una manera determinada en un expediente y vamos a seguir trabajando de esa manera, con respeto, compromiso y fundamentalmente aplicar las normativas y la ley vigente para que se pueda tener el control de manera veraz y rápida que todos necesitamos”.

Al hacer uso de la palabra, Lara expresó que en 2008 se reformó la Constitución provincial y se introdujeron cambios que eran requeridos por la sociedad entrerriana, entre ellos “derechos, garantías, nuevos institutos”, además de apuntarse “a diseñar un Estado más moderno, más democrático, más participativo, más cercano a la gente. En esa reforma los constituyentes también pensaron en los organismos de control del Estado porque establecieron la idea de jerarquizarlos, de denominarlos órganos autónomos de control, incorporándolos a una sección especial de la Constitución, donde está la Contaduría General, la Tesorería General, la Fiscalía de Estado, el defensor del Pueblo que aún es materia pendiente y el Tribunal de Cuentas”.

“En todos estos años cuando me tocó ser legislador muchas veces debatimos, presentamos algunas iniciativas de ley y sancionamos algunos textos que tenían que ver con la reglamentación de muchos de esos nuevos derechos, de esos institutos. Algunas todavía son materia pendiente porque no se han logrado los consensos legislativos suficientes pero se pudo avanzar mucho”, dijo y acotó “en 2016 cuando el gobernador envió el proyecto a la Legislatura para regular el proceso de selección de algunas autoridades de estos órganos de control, entre ellas del Tribunal de Cuentas, no pensé que me iba a tocar ser parte de ese proceso de selección ni mucho menos que hoy estuviese aquí, pero así fue”.

Luego expresó Lara que cumplirá su función con la vocación de servicio que siempre tuvo y que su trabajo estará enmarcado “en el estricto apego al cumplimiento de la ley en un órgano que debe regirse en su conducción con criterios objetivos, independientes, profesionalizados, respetando los valores del sistema democrático y con un criterio siempre presente de idoneidad, pero sobre todo también de ética en la función pública. Hay un gran desafío por delante”.

“A nadie escapa la enorme gravitación que tiene el Tribunal de Cuentas en el funcionamiento del Estado provincial”, dijo y agregó que ese organismo “también tiene el cometido de responder a la demanda de la sociedad actual que requiere y exige que los controles funcionen correctamente, que se apliquen. Ese es nuestro desafío. Hay mucho camino por delante.”, acotó.

Más adelante, indicó: “Necesitamos que haya un Tribunal de Cuentas que tenga una mirada de acompañamiento, una mirada para contribuir a la calidad de la gestión pública, por eso siempre hablo del control constructivo ya sea interno, externo, previo al gasto, concomitante, posterior. Siempre tiene que tener esa mirada: contribuir a la calidad y al mejoramiento de la gestión. Ese va a ser, entre otros, nuestro cometido”.

Tras indicar que “habrá que trabajar en modernizarlo, en incorporar tecnología, en nuevas técnicas de control, para hacer un organismo más eficaz y más eficiente, y para lograr la transparencia en la gestión pública”, Lara expresó su agradecimiento a “tanta gente que a lo largo de todos estos años en lo personal me acompañó, a quienes me impulsaron al desafío de estar hoy aquí y por supuesto a mi familia”.

Finalmente, renovó su compromiso “de seguir trabajando con la mayor responsabilidad, con apego y con absoluta dedicación para juntos, desde el Tribunal de Cuentas, mejorar la calidad institucional de la provincia de Entre Ríos”.

También participaron en el acto el intendente de Paraná, Adán Bahl; el presidente de la Cámara de Diputados de Entre Ríos, Angel Giano; el titular del Superior Tribunal de Justicia, Martín Carbonell; los ministro de Economía, Hugo Ballay; de Gobierno, Rosario Romero; de Producción, Juan José Bahillo; de Desarrollo Social, Marisa Paira; y de Planeamiento, Marcelo Richard, entre otros funcionarios.