Se ejecutó menos del 35% del Aporte Solidario y Extraordinario

Se devengó el 87% de lo destinado a prevención y asistencia sanitaria, pero no se registró ejecución en becas Progresar ni en proyectos energéticos.

Se ejecutó menos del 35% del Aporte Solidario y Extraordinario

 

La Oficina de Presupuesto del Congreso (OPC) efectuó el análisis mensual de la ejecución del Presupuesto de la Administración Nacional. Se revisó y examinó el uso de las partidas financiadas con el Aporte Solidario y Extraordinario.

A través de la Ley 27.605, aprobada en diciembre de 2020, se creó el Aporte Solidario y Extraordinario vinculado con el patrimonio de determinadas personas humanas y sucesiones indivisas con carácter de emergencia, por única vez, para ayudar a morigerar los efectos de la pandemia de Covid-19

En este sentido, el artículo 7º de la norma estableció que el producido de lo recaudado por el aporte será aplicado en cinco puntos claves: equipo médico; becas Progresar; programas y proyectos que apruebe la Secretaría de Energía de la Nación; subsidios a mipymes y el Fondo de Integración Socio Urbana, enfocado a la salud y las condiciones habitacionales de los barrios populares.

Los recursos estimados en $191.250 millones fueron incorporados en el presupuesto nacional a través de la Decisión Administrativa 524 a fines de mayo. Asimismo, se añadieron los conceptos de gastos a los que serían aplicados esos fondos. 

Del total de gastos autorizados se devengó el 34,5% ($65.938 millones)Se observó la nula ejecución del Ministerio de Educación para becas Progresar. Este concepto obtuvo un crédito del 20% de la partida ($45.000 millones), sin embargo, aún no se destinó dinero para el programa.

Por otro lado, se destacó el porcentaje ejecutado para la compra y/o elaboración de equipamiento médico, elementos de protección, medicamentos, vacunas y todo otro insumo crítico para la prevención y asistencia sanitaria. Del total ($45.000 millones) se devengó el 87,6% ($39.438 millones). 

Otro de los puntos del análisis presupuestario corresponde a subsidios a las micro, pequeñas y medianas empresas con el principal objetivo de sostener el empleo y las remuneraciones de sus trabajadores. Su ejecución fue de $26.500 millones (58,9% del total). 

Como contrapartida, no se ejecutó vinculado a los programas y proyectos de Energía (IEASA). El crédito vigente es de $56.250 millones, 25% del total recaudado.       

La asignación de los fondos

La ley estipula que la asignación de los fondos recaudados por el Aporte Solidario y Extraordinario se realizará de la siguiente manera: 20% a la compra y/o elaboración de equipamiento médico, elementos de protección, medicamentos, vacunas y todo otro insumo crítico para la prevención y asistencia sanitaria. Otro 20% a subsidios a las micro, pequeñas y medianas empresas, con el principal objetivo de sostener el empleo y las remuneraciones de sus trabajadores. Otro 20% destinado al programa integral de becas Progresar, para reforzar este programa que acompaña a las y los estudiantes con un incentivo económico y un importante estímulo personal en todos los niveles de formación durante su trayectoria educativa y/o académica. El 15% para el Fondo de Integración Socio Urbana, enfocado en la mejora de la salud y de las condiciones habitacionales de los habitantes de los barrios populares. Finalmente, 25% a programas y proyectos que apruebe la Secretaría de Energía, de exploración, desarrollo y producción de gas natural.