Presentaron la nueva canasta “Súper Cerca”, pero se derogó el programa de Precios Máximos

La nueva canasta de precios congelados incluirá: galletitas, fideos, arroz, agua mineral, yogurt y queso para untar entre otros alimentos, además de artículos de limpieza y perfumería.

Presentaron la nueva canasta “Súper Cerca”, pero se derogó el programa de Precios Máximos

 

“Apelando a un mecanismo de concertación y de controles que vamos a establecer con mucha más rigurosidad, se tendrá este sistema de diferentes canastas de consumo protegido y, en este escenario, el contexto de Precios Máximos finaliza”, aseveró el ministro de Producción, Matías Kulfas, confirmando el anticipo de Ámbito. El anuncio fue realizado en oportunidad de presentar la canasta Súper Cerca compuesta por 70 productos con precios fijos indicados en el envase por los próximos 6 meses.

Los empresarios esperaban con ansias que el Gobierno derogue los precios máximos, una política que fuera muy cuestionada por el perjuicio que les ocasionaba tener valores fijos en determinados productos en un contexto de suba de costos, según señalan.

“Dijimos que los precios máximos eran por una etapa provisoria. La realidad es que Precios Máximos comenzó a desarmarse a fines del año pasado. En noviembre y diciembre comenzó un proceso de deslistado de muchos productos que no eran considerados esenciales. Luego, muchísimos productos que pasaron a la canasta de Precios Cuidados y ahora hay otros que ya se comercializan en muchos comercios, que pasan a esta canasta de Súper Cerca”, reseñó el ministro.

El Ministerio de Desarrollo Productivo lanzó esta tarde el programa “Súper Cerca”, consistente en un acuerdo de precios fijos por seis meses e impresos en los envases. Esta primera etapa, según se informó oficialmente, abarcará a 70 productos que se van a comercializar en los comercios de cercanía de todo el país.

En paralelo, tal como se anunció oficialmente se derogará el régimen de precios máximos, aunque cada nuevo ajuste de los productos ahora liberados deberá ser negociado con las autoridades, según adelantaron a Ámbito fuentes de la Casa Rosada. Cabe recordar que este martes vence el plazo para la renovación de Precios Máximos.

La cifra representa menos de la mitad de los 180 productos que inicialmente se proyectó incluir, ya que las autoridades no pudieron ponerse de acuerdo con las empresas, según señalan los directivos de las compañías, porque el sistema supone “una enorme complejidad dada la decisión de incluir los precios en los envases”. Es un acuerdo con 24 empresas del sector, “con el objetivo de cuidar la canasta familiar”, según el comunicado oficial.

Esta canasta de productos no se encontrará en los grandes supermercados sino en los negocios de proximidad y la intención oficial es que estén en todo los comercios del país.

La idea es que en los negocios de proximidad se “encuentre una canasta con los mismos productos de Precios Cuidados, con el precio que se mantendrá fijo hasta fin de año y además lo verá impreso en el envase”; explico la secretaria de Comercio Interior, Paula Español. “Los productos estarán “al mismo precio en todo el país”, afirmó la funcionaria. Respecto de los precios Español dijo que se logró que estén en promedio un “7% más bajo que los precios que se observan en los comercios de proximidad”.

Esta canasta está compuesta por 43 productos de alimentos y bebidas (con 10 lácteos) también se incluyeron pañales, productos de limpieza y perfumería.

Se conoció que por razones personales la segunda de Paula Español, la Subsecretaria de Acciones para la Defensa de las y los Consumidores Laura Goldberg dejará su cargo y la Secretaría ya se encuentra buscando su reemplazo. Trascendió también, que más adelante Golberg se sumará al equipo del gobernador de la provincia de Buenos Aires, más particularmente para trabajar con el ministro de la Producción, Augusto Costa.

Inflación

La inflación de los alimentos sigue sin freno. En la primera semana del mes subieron 1,2% semanal, con una aceleración de 0,4 puntos porcentuales en el margen, según Eco Go. La consultora que dirige Marina Dal Poggetto calcula, considerando una proyección de variación semanal del 0,7% para las tres semanas restantes del mes, la inflación de alimentos en junio alcanzaría 3,7%.

Las mayores subas semanales correspondieron a Sal y especias, 6,4% y cacao y derivados 6,2%.

En medios empresarios le plantearon numerosas objeciones a la decisión oficial de incluir los precios en los envases. Incluso, se comenta, algunas empresas extranjeras no adhirieron por indicación de sus casas matrices. “Cualquiera que haya al menos visitado un planta se da cuenta de la complejidad que supone cambiar las líneas para que los envases tengan los precios”, señalan. En algunas empresas estas modificaciones pueden llegar a demandar 90 días, según señalan en el sector.

Existen además problemas logísticos y de precios. “Son pocas las empresas tienen distribución directa y cómo hacemos para que un producto cueste lo mismo en Gran Buenos Aires que en La Quiaca cuando el costo de los fletes es diametralmente distinto” se quejaba un directivo de la industria de la alimentación.

Los empresarios ponen en duda además la efectividad de la medida para controlar los precios. “Por más que los precios estén en la etiqueta, qué asegura que en un almacén o en un pequeño supermercado no cobren más. Es casi imposible que el Estado pueda controlarlo”, sostiene el titular de una compañía de alimentos.

De acuerdo con los datos que se manejan en el sector de la alimentación, existen 280.000 mil puestos de venta, los precios cuidados y máximos sólo se encuentran en las 70.000 bocas que son de los supermercados.

Un estudio presentado por la Bolsa de Comercio de Córdoba recientemente señala que durante el año pasado, el 66% de los bienes y servicios de la canasta que componen el Índice de Precios al Consumidor que elabora el INDEC fue regulado por al menos con un control de precios. Esto no evitó que la inflación siguiera acelerándose.

Y el problema de la inflación no es nuevo y viene empeorando: durante la presidencia de Cristina Fernández los precios promediaron el 2% mensual, con Mauricio Macri subieron a 2,8% y en los últimos meses Alberto Fernández promedia 4%.

Otra de las críticas de la industria de la alimentación es que se los responsabiliza de la suba de los precios cuando los mayores problemas se presentan con los productos frescos. En este sentido, en los últimos 12 meses las frutas subieron 124%, las carnes rojas entre 110 y 119% (según el corte) y las verduras 66%, contra 24% de los aceites y grasas o 33% de los panificados, cereales, pastas y fiambres, según las mediciones de Eco Go.

Mientras tanto, las autoridades siguen sin lograr avances en los intentos de contener el precio de la carne, según las últimas informaciones. Y ello a pesar de que se trata de “una obsesión personal del presidente (Alberto Fernández)” según se comenta en la Casa Rosada.

Asimismo, siguen las quejas por la “mala gestión” del Ministerio de Producción que comanda Matías Kulfas, uno de los ministros que tanto en la Cámpora como intendentes consideran que forma parte de “los funcionarios que no funcionan”.