Para Oxfam, el nuevo impuesto del G7 es “insuficiente” para cambiar la conducta de corporaciones

El acuerdo alcanzado por las principales economías del mundo “ha puesto el listón tan bajo, que las multinacionales solo tienen que caminar por encima”, analizó la directora de la organización.

Para Oxfam, el nuevo impuesto del G7 es “insuficiente” para cambiar la conducta de corporaciones

 

La ONG de carácter humanitario Oxfam advirtió que la tasa del 15% que los países del G7 acordaron impulsar para gravar a las grandes multinacionales resulta “insuficiente” para modificar la conducta de estas grandes corporaciones.

La directora ejecutiva de la organización, Gabriela Bucher, calificó de “absurdo que el G7 afirme que está revisando un sistema tributario global quebrado, mientras establece una tasa similar a la que cobran paraísos fiscales como Irlanda, Suiza o Singapur”.

En esa línea, la directiva de la ONG expresó también que “han puesto el listón tan bajo, que las multinacionales solo tienen que caminar por encima”, y refirió que desde Oxfam consideran que esta situación describe “un pacto fiscal negociado desde arriba que incluso podría obstaculizar la posibilidad de que en el momento de su ratificación algún país quisiera endurecerlo”, de acuerdo al reporte de la agencia de noticias Europapress.

“Incluso la tasa propuesta en su momento por el presidente de Estados Unidos, Joe Biden, la más alta propuesta, dista por mucho de ser suficiente”, señaló.

En tanto, el ministro de Finanzas irlandés, Paschal Donohoe, publicó en su Twitter oficial que “es en interés de todos conseguir un acuerdo sostenible, ambicioso y equitativo sobre la arquitectura fiscal internacional, que debe satisfacer tanto las necesidades de los países más desarrollados, como de los que están en desarrollo”.

De acuerdo a Europapress, Irlanda es uno de los países que más empresas ha atraído con un impuesto societario de 12,5%.

El G7, que nuclea a Canadá, Estados Unidos, Japón, Francia, Alemania, Italia, y al Reino Unido, alcanzó este domingo en Londres un acuerdo para fijar las bases de un sistema fiscal internacional que instaure un impuesto global mínimo del 15% para gravar a las corporaciones multinacionales.

El acuerdo implica un impulso para las negociaciones en la materia que se desarrollan en el marco del G20 y en la Organización para la Cooperación y el Desarrollo (OCDE), y persigue el objetivo de frenar la fuga de rentas a terceros países y la posibilidad de financiar proyectos de infraestructura.