Herramientas digitales para la ganadería

Conocé dos herramientas digitales que te permiten optimizar el manejo nutricional de tus rodeos desde la comodidad de tu celular.

 

En la era digital, las aplicaciones móviles se llevan todos los premios. Cualquier persona con un teléfono, puede descargarlas y usarlas desde donde sea. El sector ganadero no se queda afuera de estas innovaciones, y día a día suma alternativas que hacen más sencillo y eficiente el manejo de los rodeos.

 Para acercar al productor dos herramientas digitales disponibles, Agenda Aapresid convocó al Ing. Agr. Julián Torres, co-fundador de Kelpie, una plataforma de gestión forrajera, y al Ing. Agr. Juan Pablo Russi, creador de Bovinapp, una herramienta para conocer el estado de los animales a través del score de materia fecal.

 ¿Qué comemos hoy?

Imaginate algo así como abrir la heladera desde tu celular, ver qué hay para comer y organizarlo en tuppers, para la semana y para freezar. Semáforo amarillo: heladera semi vacía, ¡tenés que ir al súper!

Salvando distancias, Kelpie es una herramienta de estimación y gestión de pasto, que le permite al productor registrar todo tipo de información relativa a la producción forrajera y al manejo de los rodeos, para tomar decisiones.

En un principio, sus creadores se vieron movilizados por la falta de herramientas de medición de forraje, y luego descubrieron que la problemática era un poco más compleja, “no terminaba en darle un número al productor, sino en ayudarlo a interpretar esa información y tomar decisiones, que en definitiva termina generando impacto en la rentabilidad”, comentó Torres.

 Esta plataforma está disponible en dos versiones. La aplicación web está pensada para la gestión y análisis de datos. En cambio, la aplicación móvil está optimizada para cargar información de manera remota y offline: mediciones de disponibilidad forrajera, movimiento de hacienda de un potrero a otro, etc.

Una vez asignados los rodeos que van a pastorear cada lote, como resultado de la integración de datos de oferta y demanda forrajera, permite planificar los circuitos de pastoreo, indicando las fechas de inicio y finalización de pastoreo y brindando parámetros de resumen.

Una herramienta interesante es el “semáforo”, una forma gráfica de conocer el estado del campo, según distintos criterios que el productor selecciona. También posibilita analizar datos entre campañas, por medio de indicadores productivos, e incluye una herramienta de  suplementación para aquellos sistemas que hacen suplementación estratégica.

 En lo que refiere a futuros lanzamientos, “luego de tres años y medio de recolección de datos, estamos terminando de implementar un algoritmo que permite estimar la disponibilidad forrajera de manera remota y con precisión”, destacó Torres.

Los usuarios interesados pueden registrarse y acceder a una prueba gratuita de 15 días para interactuar con el equipo de soporte e identificar las necesidades puntuales.

“Si la bosta hablara”

En 1995, cuando Juan Pablo Russi daba sus primeros pasos como asesor, le llamó la atención la diferencia entre animales de diferentes establecimientos, que se encontraban en lotes de alfalfa. “Yo veía que los novillos no avanzaban, y que los bosteos eran muy diferentes”, comentó. Un día, le transmitió su inquietud a uno de los empleados y fue allí que se descubrió el misterio: “estos novillos no están nunca acá, están en el bajo y los traemos a la alfalfa para que usted los vea”, caso resuelto.

A partir de allí empezó a pesar y medir la distribución de score de la materia fecal de los distintos pastos, la oferta, su distribución y lo correlacionó con los engordes. 20 años después surgió Bovinapp, una aplicación desarrollada por RTC a partir de 8 millones de datos, casi 6 millones en pastoreo. “Desarrollamos unos algoritmos que pueden indicar cómo está funcionando el engorde, tanto en recría en pastura como en feedlot”, destacó Russi.

Es una aplicación desarrollada para facilitar la gestión nutricional de los sistemas de producción ganadera. En resumidas palabras, permite determinar cómo está funcionando el engorde a partir del monitoreo del bosteo.

La persona que muestrea, carga algunos datos y luego va clickeando en el tipo de bosteo que observa, guiándose de una escala visual que facilita el proceso. Por un lado, arroja resultados instantáneos y, luego RTC envía un informe detallado al celular del productor.  El paso siguiente es consultar a un especialista en nutrición. En este sentido, la app permite contactar por WhatsApp con un profesional de RTC en el momento, algo importante si la alarma implica una urgencia.

 Russi destacó como principal beneficio de la aplicación, la posibilidad de hacer una corrección en el momento y ni hablar de comparar entre sistemas y llevar un registro de engordes diarios estimados sin tener que pesar. Además, la escala visual permite que cualquier persona que haga monitoreo tenga “el mismo ojo”.

 Si bien en función del tipo de módulo hay especificaciones en particular, todos están optimizados en función de la época del año. El tipo de bosteo en invierno no significa lo mismo que en verano porque el animal come diferente y toma diferente cantidad de agua, comentó el profesional.

En animales a corral, el muestreador debe seleccionar el tipo de dieta en función del porcentaje de grano. En el caso de la recría a campo, las mediciones están ajustadas a la región del país, la existencia de suplementación y el volumen ofertado de forraje; y el sistema arroja la ganancia de peso diaria. Por otra parte, en el módulo de cría, según la condición corporal y el score de materia fecal, la aplicación estima la evolución de la condición corporal y si ésto va a afectar a la preñez.

Russi destacó que si bien, “en encierres a corral hay menos correcciones para hacer porque el seguimiento es diario y en general nos adelantamos a temporales o periodos de mucho calor y corregimos la dieta de antemano”, a campo los resultados de Bovinapp siguen sorprendiendo, y mucho.

Agregó que actualmente están trabajando con cámaras para generar restricciones ajustadas que permitan mejorar la eficiencia de conversión en sistemas a corral, donde el 85% de los costos directos corresponden a alimentación. “Podés dar un 10% menos de comida y lograr la misma performance”, enfatizó.

Para aquellos interesados en la app, ésta es de acceso abierto. Si bien para recibir los informes de RTC es necesario registrarse de manera paga, cualquier persona puede descargar la aplicación y medir sus campos cuando quiera, concluyó Russi.

 

Left Menu Icon
Política & Economía