FADA lanza una nueva edición del “Monitor de Exportaciones Agroindustriales”

Más de 100 mil empleos en el circuito de exportación de la carne de vaca. Es sólo uno de los variados datos que se desprenden del estudio sobre las exportaciones y de cómo tienen que ver con nuestras familias. Nuevas cifras y análisis demuestran que venderle al mundo es necesario para la rueda de nuestra vida diaria y moviliza al desarrollo del país.

FADA presentó el Monitor de Exportaciones Agroindustriales

 

Por Agustín Torriglia

Una nueva edición del “Monitor de Exportaciones Agroindustriales”, estudio realizado por FADA (Fundación Agropecuaria para el Desarrollo Argentino) se presentará este Jueves 8 de Abril a las 18:30hs por el canal de Youtube de Fundación FADA. En el mismo participaran los investigadores del Monitor y representantes de otras instituciones.

Este estudio remarca la importancia del complejo agroindustrial para nuestro país y todos los beneficios que trae consigo la generación de exportaciones al mundo a través de la entrada de divisas, creación de empleo, aportes al Estado para mejorar servicios, infraestructura, como así también se resalta que las cadenas agroindustriales son uno de los pocos rubros en nuestro país con saldo comercial positivo.

Este monitor es un nuevo estudio semestral de FADA, una herramienta innovadora que explora el potencial de los complejos agroindustriales exportadores, derribando algunos mitos. Es un resumen de los principales datos, aportes y potencial de las exportaciones del campo. Mide la participación de las exportaciones agro en el total de las exportaciones del país y hace foco en 20 cadenas agroindustriales. Sobre estas cadenas se analizan indicadores de aporte de divisas, inserción internacional, ranking a nivel mundial, share de mercado, concentración de destinos y concentración de origen regional.

El Monitor de FADA arroja que la cadena de la carne de vaca genera más de 100 mil empleos en su circuito de exportación.  “Este es sólo un ejemplo, ya que la creación de puestos de trabajo se replica en todas las cadenas agroindustriales e implica empleos de distintos tipos, afirma Nicolle Pisani Claro, economista de FADA.  Cuando se habla de lo que exporta la agroindustria, hay que visibilizar que no es una actividad inherente sólo al campo o la industria, abarca y beneficia directa o indirectamente a la mayoría de nuestras familias”.

“Por ejemplo, para vender al exterior carne vacuna, uvas y trigo, se generan más de 300.000 puestos de trabajo. Sin las exportaciones, todos esos trabajadores y sus familias no tendrían ingresos para vivir. A su vez, esos ingresos permiten consumir otros bienes y servicios de la vida diaria donde hay miles y miles de puestos de trabajos más, que sostienen a otras miles y miles de familias”, aporta David Miazzo, Economista jefe de FADA.

El informe también revela que, en 96 países disfrutan nuestros vinos, uvas y derivados y que con nuestro maíz llegamos a 89 países. Además, estamos presentes en las picadas y comidas de más de 65 países con nuestro maní, aceite y derivados. “Es un orgullo estar en esta infinidad de países, pero más importante aún es reparar en los empleos argentinos que involucra venderle a otros países”, destaca Pisani Claro.

“Desde el campo hasta llegar a otros países, el producto o derivado pasa por distintos rubros dando empleo tanto a las zonas rurales como a las ciudades. Por ejemplo, trabajadores del campo, del comercio que vende los insumos, los del transporte, la industria, estaciones de servicio, el puerto y la aduana. En el medio también se necesitaron ingenieros agrónomos, veterinarios, contables, administrativos, personal de mantenimiento y limpieza, de servicios de tecnología, etc. Además de los empleos indirectos que derivan de cada uno de los rubros nombrados”, detallan los economistas de FADA.

Este Monitor que se define como “el explorador de los complejos agroindustriales”, presenta un podio de la posición de Argentina en el mercado mundial que marca que somos el primer exportador mundial de yerba, aceite y harina de soja, maní y jugo de limón. Segundos de maíz. Terceros en exportar peras, porotos y soja. Somos cuartos en aceite de girasol, leche en polvo, té, camarones y langostinos. Estamos quintos en exportación de lanas y carne de vaca. Y la lista sigue, ya que el estudio analiza 20 cadenas agroindustriales.

Además, en el estudio se destaca que las cadenas agroindustriales generaron en el 2020 alrededor de 7 de cada 10 dólares que entraron en nuestro país en concepto de exportaciones. Lo que significa alrededor de 38 mil millones de dólares y toda la creación de empleo que trae consigo. A lo que Miazzo agrega “Esto tira abajo uno de los mitos en torno a este tema, demostrando que exportar no empobrece ya que, por el contrario, es riqueza productiva generando más riqueza para la economía a lo ancho y largo del país”.

El “Monitor de Exportaciones Agroindustriales” se presenta como una herramienta que nos permite visualizar de manera rápida el gran potencial exportador de nuestra Argentina: qué producimos, para quiénes, cuánto nos compran, en qué nos beneficia producir para nosotros y para el mundo. Hay múltiples mitos en torno de las exportaciones y este estudio de FADA aporta a echar luz con datos y análisis.

El evento presentación de esta nueva edición será este jueves 8 de Abril a las 18:30hs, abierto y gratuito. Participaran Carlos Schilling (presidente FADA), Gustavo Vitelli (Comisión Directiva FADA), David Miazzo (Economista Jefe FADA), Nicolle Pisani Claro (Economista FADA), Gustavo Idígoras – Presidente CIARA-CEC (Cám. Ind. Aceitera/Centro Export. Cereales), Sergio Rey (Jefe Promoción Externa IPCVA), Daniel Fenoglio (Vicepresidente Asoc. Arg. Prod. Porcinos/ Presidente Cám. Empresarios Porcinos BA), Javier Rotondo (Presidente CARTEZ) y el moderador será Mauricio Bártoli.

Para inscribirte a la charla gratuita lo pueden hacer a través del siguiente link: https://bit.ly/3dzQNdv