El tributo a la renta inesperada generaría “mayor progresividad en el sistema impositivo”

El mismo informe universitario de la Undav subraya que el gravamen “no es una anomalía argentina” sino que “se discute a nivel global” y cuenta con el apoyo de organismos multilaterales como el Fondo Monetario Internacional.

El tributo a la renta inesperada generaría “mayor progresividad en el sistema impositivo”

 

El Observatorio de Políticas Públicas de la Universidad de Avellaneda (Undav) destacó este martes que el impuesto a la renta inesperada puede aportar “una mayor progresividad en el sistema impositivo argentino” y resaltó que con ese tributo, que alcanzaría a aproximadamente 350 empresas, “se recaudarán alrededor de $200.000 millones”.

Asimismo, el informe de la Undav subrayó que el gravamen “no es una anomalía argentina” sino que “se discute a nivel global” y cuenta con el apoyo de organismos multilaterales como el Fondo Monetario Internacional.

“El conflicto bélico entre la Federación Rusa y Ucrania iniciado en febrero de 2022 provocó que se disparen los precios internacionales de muchos bienes, sobre todo combustibles y commodities”, señaló la Undav al contextualizar las razones para implementar el gravamen.

En ese sentido, se repasaron los incrementos extraordinarios en los precios del petróleo y el gas, la soja, el trigo, el aceite de girasol y el maíz, entre otros.

“Mientras los sectores productores de estos bienes tuvieron un importante aumento en sus ingresos, otros sectores económicos vieron aumentar sus costos, y la enorme mayoría de la población sufrió una pérdida de poder adquisitivo”, indicó el trabajo de la casa de estudios.

En este marco, la Undav apoyó la iniciativa de gravar la renta inesperada, proyecto de ley impulsado por el Gobierno nacional que prevé el pago adicional de una alícuota del 15% por única vez, en el caso de aquellas empresas beneficiadas por el incremento en los precios de estos bienes.

“El impuesto a la renta inesperada puede aportar a una mayor progresividad en el sistema impositivo argentino”, subrayó la Undav, al tiempo que ponderó que el tributo “no es una anomalía argentina” ya que “países como Italia y Reino Unido ya han impulsado iniciativas muy similares”.

Asimismo, los investigadores resaltaron que “el FMI también avala este tipo de impuestos, donde se grava ganancias generadas por circunstancias excepcionales como la guerra”.

Finalmente, consideraron que hay lugar para este gravamen ya que “en Argentina el peso de los impuestos a los ingresos de empresas respecto al PBI es bajo en comparación con otros países”.

“En argentina, las empresas tributan impuesto a las ganancias por el equivalente al 5,4% del PBI nacional. En los países de OCDE, tributan en promedio más del doble, el 11,2% del PBI”, ejemplificó el Observatorio.

Left Menu Icon
Política & Economía