El precio del oxígeno será congelado por 90 días para frenar un aumento del 30%

También creó la Comisión de Monitoreo de Insumos Críticos para la atención de Covid-19, que podrá requerir a las empresas productoras y distribuidoras la provisión constante e ininterrumpida a los establecimientos de salud argentinos, sin perjuicio de contratos preexistentes con otro destino.

El precio del oxígeno será congelado por 90 días para frenar un aumento del 30%

 

El Gobierno congeló el precio del oxígeno líquido medicinal por 90 días y, de esta manera, evitó que se aplicara un aumento del 30% a partir de mayo, como se anunció desde una parte del sector privado. Se precisó que se considerará precio máximo de venta del oxígeno líquido el vigente este jueves.

Desde el Ejecutivo, se estableció que los sujetos que integran la cadena de producción, transporte, distribución y acarreo de oxígeno líquido medicinal a granel o en tubo, no podrán aumentar sus precios de venta y prestación de servicios por los próximos tres meses corridos.

Lo hizo a través de la Resolución Conjunta 6/2021 de los ministerios de Salud y de Desarrollo Productivo, publicada en el Boletín Oficial, que precisa que se considerará precio máximo de venta del oxígeno líquido el vigente en este día.

Asimismo, la normativa intima a las empresas que forman parte integrante de la cadena de producción, distribución y acarreo de oxígeno líquido, a incrementar su producción hasta el máximo de su capacidad instalada y a arbitrar las medidas conducentes para asegurar su transporte, distribución y comercialización en todo el país durante el período que dure la emergencia sanitaria.

También determina para todos los sujetos productores de oxígeno líquido en el territorio nacional, el abastecimiento de la demanda de los establecimientos asistenciales y productivos del sector de la salud con carácter exclusivo.

Además, la norma crea la Comisión de Monitoreo de Insumos Críticos para la atención de Covid-19 que estará integrada por los ministros de Salud y de Desarrollo Productivo.

Esta comisión podrá requerir mediante resolución fundada información a los sujetos alcanzados por la presente medida y a los establecimientos de salud de todo el país, para el cumplimiento de sus finalidades públicas.

También podrá instruir a las empresas productoras y distribuidoras de oxígeno líquido medicinal, la provisión constante e ininterrumpida en el territorio nacional a los establecimientos de salud sin perjuicio de contratos preexistentes con otro destino.

Del mismo modo, estará en condiciones de convocar a aquellos organismos públicos y cámaras, empresas productoras y distribuidoras del sector que se consideren necesarios.

Por otro lado, la normativa establece que la Secretaría de Comercio Interior fiscalizará el cumplimiento de la presente medida.

La comunicación empresaria que buscaba imponer el aumento

Fuentes del sector privado explicaron a Télam que el alerta respecto al precio del oxígeno se disparó en estos días cuando se conoció que la empresa Avedis, con sede en la localidad bonaerense de Esteban Echeverría, le envió un comunicado a sus clientes, las clínicas, pidiéndoles que les paguen a tiempo porque iba a privilegiar a quienes lo hicieran al contado, y anunciándoles un aumento de 30% de sus precios a partir de mayo.

“Estamos en un escenario con incrementos significativos de parte de nuestros proveedores en materiales e insumos dolarizados. Nos golpea la inflación, paritarias, combustibles y la necesidad de contar con mayores recursos para afrontar las contingencias que hoy en día están siendo muy severas”, indicó la empresa en la nota a los clientes.

Quiénes proveen el oxígeno envasado en Argentina

En el país las principales empresas productoras de oxígeno son la francesa Air Liquide y la alemana Linde (que se fusionó en 2019 con la estadounidense Praxair).

Son las que tienen mayor porcentaje de mercado, con el 85% del total entre las dos, y después le sigue la chilena Indura (propiedad de la estadounidense Air Products) y, luego otras compañías locales más pequeñas, entre las que están Avedis, Oxinet, Gases Sudamericanos y La Platense.

El martes último, la ministra de Salud, Carla Vizzotti, había anunciado la conformación de una mesa de trabajo entre la cartera que encabeza y el sector privado, para que en la producción de este insumo se asegure en abastecimiento del sistema de salud por sobre las demandas de la industria.

La resolución

Fue luego de una reunión encabezada por el jefe de Gabinete, Santiago Cafiero, en el salón Eva Perón de la Casa Rosada, de la cual también participaron la secretaria de Comercio Interior, Paula Español; el director general de Air Liquide, Gonzalo Ramón; el gerente general de Linde, Rómulo Santana; y el director de Indura, Carlos María Brea.

En sus considerandos, la resolución conjunta publicada hoy en el Boletín Oficial advierte que, “si se mantiene el ritmo actual de casos diarios (de Covid-19), la demanda estimada de oxígeno se espera entre 786.000 y 1.110.000 metros cúbicos diarios, lo que equivale a un total de entre 1.030 y 1.506 toneladas por día, sobrepasando la capacidad máxima del sector, que no supera las 860”.

Además, puntualiza que, “en un contexto de demanda creciente, se han reportado modificaciones en los precios de medicamentos, insumos y en particular de oxígeno líquido medicinal a granel o en tubo, particularmente en lo que hace a los servicios complementarios de transporte, distribución y acarreo”.

Aumentos sin justificación

“Estos deslizamientos de precios no encuentran justificación adecuada en relación a las variaciones de las estructuras de costos, por lo que, atendiendo a la situación expuesta en relación a la demanda de este insumo crítico, resulta menester una intervención oportuna de los ministerios de Salud y de Desarrollo Productivo”, señala la resolución.

En consecuencia, la normativa también intima a las empresas que forman parte integrante de la cadena de producción, distribución y acarreo de oxígeno líquido, a incrementar su producción hasta el máximo de su capacidad instalada y a arbitrar las medidas conducentes para asegurar su transporte, distribución y comercialización en todo el país durante el período que dure la emergencia sanitaria.