Darío Martínez destacó que la promoción de inversiones asegura “el autoabastecimiento”

El secretario de Energía de la Nación expuso en un plenario de Comisiones del Senado que discute la nueva ley de Promoción de Inversiones Hidrocarburíferas impulsada por el Poder Ejecutivo y dio su aval a la iniciativa.

Darío Martínez destacó que la promoción de inversiones asegura “el autoabastecimiento”

 

El secretario de Energía de la Nación, Darío Martínez, afirmó este miércoles que el principal objetivo del proyecto de nueva ley de Promoción de Inversiones Hidrocarburíferas impulsado por el Poder Ejecutivo es asegurar “el autoabastecimiento del país” para, a continuación, retomar las exportaciones de petróleo, gas y sus derivados.

Martínez formuló estos conceptos en un plenario de las comisiones de Minería, Energía y Combustibles y de Presupuesto y Hacienda del Senado, durante la primera de las jornadas en las que los legisladores debatirán la iniciativa presentada por el presidente Alberto Fernández.

Según adelantó el presidente de la Comisión de Minería, el peronista sanjuanino José Uñac, en las próximas semanas se realizarán reuniones con gobernadores y con los distintos sectores de la industria para analizar los detalles del proyecto de Promoción de Inversiones Hidrocarburíferas.

Además, reconoció que el oficialismo “está dispuesto a estudiar las modificaciones” que algunos legisladores solicitaron en la reunión, aunque aclaró que cada cambio será “consensuado con la Secretaría de Energía”.

Al presentar el proyecto a los senadores a través de una videoconferencia, Martínez aseguró que se está “ante una herramienta que por sí sola no resuelve los problemas sino que es necesario poner a disposición del Congreso y ser muy respetuoso de la normativa que termine aprobándose”.

“El mandato ha sido muy claro por parte del presidente Alberto Fernández y de la vicepresidenta Cristina Fernández de Kirchner, en el sentido de proveer una herramienta que permita asegurar el autoabastecimiento de hidrocarburos”, sostuvo el funcionario nacional oriundo de la provincia de Neuquén.

Martínez recalcó que “toda la norma tiene que leerse entendiendo que la prioridad número uno es esa”, la necesidad de “resolver el mercado interno y luego ir con un aumento de producción que permita conseguir saldos exportables”.

También sostuvo que el proyecto busca garantizar los recursos de las provincias, con la premisa de que “son las dueñas del recurso administrándolo”, así como “los derechos de los trabajadores”.

Desde Juntos por el Cambio, las senadoras Pamela Verasay y Glayds González plantearon cuestionamientos a la norma respecto de la propiedad de los recursos, consideraron que “no está claramente explicitado la toma de decisiones por parte de las provincias” y remarcaron la “ausencia de la cuestión ambiental”.

En ese sentido, Martínez aclaró, también ante una requisitoria del rionegrino Alberto Weretilneck quien se había quejado de que en el Consejo de Inversiones Hidrocarburíferas no se incluye a las provincias, que “este es un régimen de promoción, no una Ley de Hidrocarburos” y destacó que “hay que proteger el autoabastecimiento y no ponerlo en riesgo”.

“Tengamos una ley que nos permita aumentar la producción y tener saldos exportables”, aconsejó el funcionario y volvió a resaltar que “no se adjudica ningún área y no se toma ninguna de las potestades de las provincias”.

En cuanto a las cuestiones medioambientales, Martínez aseguró que el régimen de promoción de inversiones “no exime de ninguna reglamentación ambiental”.

“Somos muy criteriosos y sensibles con toda la normativa vigente. No hay excepción ni condicionamiento en contra del medio ambiente”, sentenció.

No obstante, mencionó que reemplazar la matriz energética por una limpia en la Argentina llevará tiempo.

“Existe una limitación de la capacidad de la industria argentina de fabricación de paneles y bienes energía eólica. Tenemos una capacidad de transición a energía limpia limitada. De hecho, no superamos los 400 Mw de producción nacional”, explicó.

El secretario también respondió al cuestionamiento, hecho por el oficialista misionero Maurice Closs, sobre la falta de gas en la zona noreste del país.

“Tenemos un problema para poder llegar con la infraestructura necesaria. El Genea es prioritario. Sin lugar a dudas necesitamos que todos los argentinos tenga acceso al gas natural”, destacó.

De acuerdo al texto del proyecto, la norma tiene entre sus principales objetivos incrementar la producción e industrialización de hidrocarburos para asegurar el autoabastecimiento y a la vez escalar las exportaciones de petróleo y gas natural, aumentar el ingreso de divisas y fortalecer las reservas del Banco Central.

Además, la norma busca incorporar valor agregado nacional y regional con más empleo de calidad, más trabajo para pymes y empresas regionales proveedoras de servicios y más bienes de industria y tecnología nacional, así como garantizar el autoabastecimiento.

Asimismo, proyecta promover el desarrollo regional, fortalecer las finanzas provinciales por mayores regalías e ingresos tributarios, promover la perspectiva de género dentro del sector, hidrocarburífero y potenciar los planes de sustentabilidad energética.