Con escasa presencia argentina empezó el Foro de Davos 2022

Pese a que los ministros Guzmán y Kulfas fueron invitados, no participarán del Foro Económico Mundial que volvió a su formato presencial en Suiza tras la pandemia.

Con escasa presencia argentina empezó el Foro de Davos 2022

 

Con escasa presencia argentina y sin ningún funcionario de primera línea del Gobierno, comenzó hoy el Foro de Davos 2022 con el acento colocado en la preocupación por la guerra en Ucrania y la creciente inflación global.

Luego de dos años sin un encuentro presencial, por la pandemia, Davos retomó su formato habitual, aunque en mayo en lugar de enero, debido a que a principios de año todavía había dudas por el impacto de una nueva ola del Covid-19.

Cerca de 2.500 líderes de la política, la empresa, la sociedad civil y los medios de comunicación fueron recibidos por Klaus Schwab, Fundador y Presidente Ejecutivo, en la primera Reunión Anual en persona desde hace más de dos años, celebrada bajo el lema “La historia en un punto de inflexión: Políticas gubernamentales y estrategias empresariales”.

Aunque estaba invitado el ministro de Economía, Martín Guzmán –seleccionado como Young Global Leader (YGL) en 2021- no participa del encuentro, según fuentes de la organización y del Gobierno. En el pasado, este reconocimiento lo recibió el ex presidente del BCRA Federico Sturzenegger, entre otros.

Tampoco lo hará su par de Desarrollo Productivo, Matías Kulfas, quien también figuraba como invitado en las listas oficiales del World Economic Forum (WEF).

Entre los empresarios, están Marcos Bulgheroni de PAE, Eduardo Elsztain de IRSA, Delfina Irazusta – RIL (YGL) y Gabriel Marcolongo – Incluyeme (YGL).

Bugheroni formará parte de la mesa “Consolidating Latin America’s Clean Energy Economy”, para debatir “el futuro de la energía limpia en América Latina es prometedor. ¿Cómo puede la región aumentar su ambición, ampliar sus sistemas energéticos, garantizar el acceso y la asequibilidad, y desarrollar nuevos motores de crecimiento sostenible?

Allí estarán también Roberto Bocca, Alicia Bárcena Ibarra, Diego Mesa Puyo, Gustavo Montezano, Jose Alejandro Rojas Pardini, Francesco Starace y Carlos Torres Vila.

También participarán Esteban Ordano de Decentraland; Diego Saez Gil – Pachama.org; Andrea Grobocopatel y ejecutivos de Globant.

 

Temor a la fragmentación

En el inicio, el Fondo Monetario Internacional alertó contra una fragmentación económica mundial como consecuencia de la invasión rusa a Ucrania y dijo que deshacer décadas de integración volverá al mundo más pobre y peligroso.

En este sentido, la directora gerente del FMI, Kristalina Georgieva, sostuvo que “las naciones deben reducir las barreras comerciales para aliviar la escasez y reducir los precios, después de que más de 30 países restringieran el comercio de alimentos, energía y otros productos básicos clave”.

La economista búlgara, quien también participó de un panel este lunes que se enfocó en los riesgos de la creciente inflación global, hizo estos comentarios en una publicación de blog con Gita Gopinath, primera subdirectora gerente del FMI.

“Tenemos al menos cuatro crisis, que se entrelazan. Tenemos una alta inflación… tenemos una crisis energética… tenemos pobreza alimentaria, y tenemos una crisis climática. Y no podemos resolver los problemas si nos concentramos en una sola de las crisis”, dijo el vicecanciller alemán Robert Habeck.

“Pero si no se resuelve ninguno de los problemas, me temo realmente que vamos a entrar en una recesión mundial con un efecto tremendo… en la estabilidad mundial”, dijo Habeck durante una mesa redonda del WEF.

En tanto, a presidenta del Banco Central Europeo (BCE), Christine Lagarde, que intervendrá en Davos el martes, ha advertido de que el crecimiento y la inflación van por caminos opuestos, ya que las crecientes presiones sobre los precios frenan la actividad económica y devastan el poder adquisitivo de los hogares.

“La guerra entre Rusia y Ucrania puede ser un punto de inflexión para la hiperglobalización”, dijo en un blog el lunes.

“Eso podría llevar a que las cadenas de suministro sean menos eficientes durante un tiempo y, durante la transición, crear presiones de costes más persistentes para la economía”, agregó Lagarde.

Aun así, prometió esencialmente suba de tasas tanto en julio como en septiembre para frenar la inflación, aunque el aumento de los costes de los préstamos vaya a pesar sobre el crecimiento.

“Sabíamos, todos sabíamos desde el primer día que esta guerra era una mala noticia económica. Menos crecimiento y más inflación”, dijo el responsable de la política económica francesa, François Villeroy de Galhau. “Este es el precio que aceptamos pagar juntos para proteger nuestros valores… Valió la pena pagar este precio”.

“Yo restaría importancia a la idea de una compensación a corto plazo entre la inflación y el crecimiento”, dijo. “A corto plazo, nuestra prioridad es claramente la lucha contra la inflación”.

Aunque el arrastre económico de la crisis de Ucrania se está sintiendo con mayor intensidad en Europa, es la economía estadounidense la que está experimentando las mayores presiones sobre los precios.

“Todavía no vemos que se materialice en nuestro negocio”, dijo el director ejecutivo de Marriott International Inc, Anthony Capuano, sobre la amenaza de recesión, y añadió: “Sigue habiendo una demanda reprimida”.

El economista de la Universidad de Harvard Jason Furman, jefe del Consejo de Asesores Económicos del ex presidente Barack Obama, dijo que su probabilidad de base para una recesión en cualquier año es del 15%. Ahora “estoy un poco por encima del 15″, dijo, citando la fortaleza de los balances de los hogares y las expectativas de que más personas vuelvan a la fuerza laboral en los próximos meses.

Sin embargo, mirando más allá, dijo que le preocupaba que la Fed tuviera que subir las tasas más de lo que la mayoría de los funcionarios y pronosticadores esperan actualmente. “Pero eso es más bien dentro de un año y medio, dos años y medio”.

Se espera que los principales mercados emergentes, incluida China, sigan creciendo este año, aunque a un ritmo más lento de lo que se estimaba anteriormente.

Marcos Troyjo, presidente del Nuevo Banco de Desarrollo creado por Brasil, Rusia, India, China y Sudáfrica, dijo que su banco aún espera un “crecimiento robusto” este año en China, India y Brasil.

 

La palabra de Zelensky

En tanto, Volodimir Zelensky, presidente de Ucrania, brindóun discurso en video en directo para la Reunión Anual del Foro en el que contó a los participantes cómo se despierta cada día para leer las cifras de su pueblo muerto en la guerra en las últimas 24 horas.

“Hoy”, dijo, “hemos perdido a 87 personas y el futuro de Ucrania será sin estas 87 personas”.

Su crudo mensaje respondía a la pregunta: ¿cuál es su sueño para Ucrania?

A través de un traductor, el presidente ucraniano dijo: “Este año las palabras ‘punto de inflexión’ parecen haberse convertido en algo más que una figura retórica. Este es realmente el momento en que se decide si la fuerza bruta gobernará el mundo”.

Luego, afirmó: “La fuerza bruta no discute: mata, como hace Rusia en Ucrania mientras hablamos hoy”.

“En lugar de ciudades pacíficas y exitosas sólo hay ruinas negras. En lugar de comercio normal hay mares llenos de minas y puertos bloqueados. En lugar de turismo hay cielos cerrados y miles de bombas y misiles de crucero rusos”, expresó el mandatario de Ucrania.

“Este es el aspecto que tendrá el mundo si la humanidad pierde este punto de inflexión”, afirmó.

Al respecto, pidió las “máximas” sanciones contra Rusia, incluyendo un embargo de petróleo y una retirada total de las empresas extranjeras. “Hay que poner fin a todo el comercio con el agresor. Todas las empresas extranjeras deberían abandonar Rusia para que sus marcas no se asocien a los crímenes de guerra. Para que sus oficinas, facturas y bienes no sean utilizados por los criminales de guerra en sus sangrientos intereses. Los valores deben importar”, indicó.

Luego, expresó: “Esto es lo que deberían ser las sanciones. Deben ser máximas, para que Rusia y cualquier otro agresor potencial que quiera librar una guerra brutal contra su vecino sepa claramente las consecuencias inmediatas de sus acciones”.

En este sentido, comparó la invasión rusa de Ucrania con los sucesos de Sarajevo en 1914 y Múnich en 1938, dos momentos históricos que precedieron a las dos guerras mundiales.

El líder ucraniano recibió una gran ovación. “La guerra en Ucrania representa un punto de inflexión en la historia y la tragedia resultante remodelará nuestro panorama político y económico en los próximos años”, dijo Klaus Schwab.

Al respecto, Ignazio Cassis, presidente de Suiza, dijo: “Suiza se ha opuesto firmemente a la guerra de agresión en Ucrania. No puede haber una actitud neutral ante un ataque brutal contra nuestros valores compartidos de libertad y democracia. Nos unimos a otros países en la condena de la guerra”.

Left Menu Icon
Política & Economía