Autoridades del Parlamento chino respaldaron a la Argentina en su negociación por la deuda con el FMI

Fue durante una reunión por videoconferencia entre el presidente de la Cámara de Diputados, Sergio Massa, con su par de China, Li Zhanshu

Autoridades del Parlamento chino respaldaron a la Argentina en su negociación por la deuda con el FMI

 

En medio de las negociaciones con el Fondo Monetario Internacional (FMI) que están llevando adelante Alberto Fernández junto al ministro de Economía, Martín Guzmán, el Parlamento chino brindó su respaldo a la Argentina.

Durante una reunión por videconferencia que mantuvo el presidente de la Cámara de Diputados, Sergio Massa, con su par de China, Li Zhanshu, este último enfatizó su apoyo en medio de las negociaciones con el FMI “porque esto contribuye a la estabilidad económica y financiera de Argentina”.

Massa estuvo acompañado por Máximo Kirchner, jefe del bloque de Diputados de la Nación del Frente de Todos, y Germán Martínez, legislador que preside el Grupo Parlamentario de Amistad Argentina-China.

Por su parte, el presidente del Parlamento chino o Asamblea Popular Nacional (APN), Li Zhanshu, estuvo secundado por: Zou Xiaoli, embajador de China en la Argentina; Yang Zhenwu, secretario General del Comité Permanente de la APN; Zhang Yesuli, presidente de la Comisión de Asuntos Exteriores de la APN y Xie Feng, viceministro de Relaciones Exteriores.

Durante el encuentro que se realizó de forma virtual, los representantes del parlamento chino ratificaron su respaldo al gobierno argentino.

“Aprovecho esta ocasión para reiterar que la parte china apoya las negociaciones de Argentina con el Fondo Monetario Internacional sobre la deuda valorada en 44 mil millones de dólares, porque esto contribuye a la estabilidad económica y financiera de Argentina”, manifestó Li Zhanshu. El titular de la APN agregó que las autoridades de ambos países “pueden mantenerse en comunicación al respecto”.

En el marco de la relación bilateral, durante la reunión también se dialogó sobre la importancia de promover el ingreso de productos argentinos con valor agregado a China. Los representantes de ambos países coincidieron en seguir construyendo lazos y profundizar la diplomacia parlamentaria a partir del Grupo de Amistad Argentina-China.

En materia sanitaria, se remarcó la cooperación de China desde el inicio de la pandemia de COVID-19 y se destacó que tanto Argentina como el país asiático “priorizan la vida y la salud de los ciudadanos”.

La conversación entre los referentes del oficialismo y las autoridades parlamentarias chinas se llevó a cabo mientras Alberto Fernández se encuentra en Europa. Tras el encuentro con el Papa Francisco, el mandatario se reunirá este viernes con la directora del FMI, Kristalina Georgieva en Roma para avanzar en la negociación con el organismo multilateral.

Será la primera vez que el Presidente y la directora gerente del Fondo compartan una reunión presencial, tras sucesivos contactos telefónicos y vía zoom destinados a consolidar una hoja de ruta que permita a la Argentina honrar su deuda externa sin ejecutar un plan de ajuste que profundice la crisis social y económica del país.

En este contexto, el rol de Martín Guzmán será evitar que el país caiga en default a raíz de dos vencimientos de capital que tienen que cancelarse en los meses de septiembre y diciembre. Si no hay acuerdo con el Fondo, los vencimientos caerán y Argentina estará en default.

Allí radica la importancia del encuentro de este viernes entre el Jefe de Estado y Georgieva. Los consensos son indispensables para evitar el default, pero a la vez satisfacer las expectativas de los estados que prestaron 44.000 millones de dólares y quieren recuperar sus propios fondos públicos, y diseñar un plan que establezca nuevas reglas de juego entre el FMI y los países deudores.

Alberto Fernández va al cónclave con el apoyo de Antonio Costa (premier de Portugal), Pedro Sanchez (jefe de Gobierno español), Macron (presidente de Francia) y Mario Draghi (premier de Italia) , quienes han aceptado su perspectiva y la posibilidad de debatir sus aspectos fundamentales durante la reunión del G20 prevista en Roma durante octubre.