Arrear sin rumbo

El gobierno nacional amenaza con cerrar las exportaciones de carne, medida que en el pasado no funciono y significo la pérdida de miles de puestos de trabajo, la caída del stock ganadero, generación de divisas y desarrollo para el interior del país.

Arrear sin rumbo

Por Agustín Torriglia

“Sin la historia, que es la escuela común del género humano, los hombres desnudos de experiencia, y usando sólo de las adquisiciones de la edad en la que viven, andarían inciertos de errores en errores” reflexionaba Bernardo de Monteagudo 200 años atrás y es que tal afirmación debería ser un sendero tanto para hombres y mujeres en el transitar de la vida misma, más aún para aquellos que tienen el poder de decisión de la maquinaria del Estado y donde deberían aspirar a garantizar el mínimo de felicidad para la mayor cantidad de ciudadanos posibles evitando repetir errores del pasado, intencionalmente o de manera no forzada.  

Puede ser una imagen de texto que dice "INSTALACIONES FÍSICO FERIALVAREZ RIO CUARTO JUEVES REMATE 15 DEABRIL ANIVERSARIO 85ANIVERSARIO 11HS. SEGUIMOS ANOTANDO 1200 5000 GORDOS VACUNOS ANOTADOS 3800 TERNEROS/AS DESTACADOS LOTES SELECCIO“N DESTETE2021 REMATE SE REALIZARA TODOSIOS PROTOCOO ANOTE SU CONSIGNACION ESPERAMOS SU COMPAÑIA OFICINA 0358 4646080 Ferialvarez"

Estamos a solo 28 días de que termine el mandato de la ley de Biocombustibles por lo que pondría en jaque miles de empleos e inversiones generados en los últimos años si no se llegara a tomar la decisión de prorrogar la misma por el término de un año para generar en ese tiempo los consensos necesarios para una nueva ley. A esto se le suma recientes declaraciones de la actual Secretaria de Comercio del Gobierno Nacional, Paula Español, en la que afirma: “No nos va a temblar el pulso para cerrar las exportaciones de carne”, generando una nueva alerta en el sector agropecuario.

Llama la atención en momentos tan convulsionados como los que estamos viviendo, en donde el Gobierno Nacional quiera anotarse otro conflicto con el principal sector generador de divisas de nuestro país. Una posible nueva medida que cuando se implementó entre 2006 y 2015 resulto en un rotundo fracaso, no solo porque genero el efecto contrario de su objetivo principal que era contener el precio de la carne, sino que alrededor de 20.000 puestos de trabajos se perdieron, se cerraron una gran cantidad de frigoríficos y se generó la pérdida de 12 millones de cabezas de stock. Aun hoy no hemos recuperado el stock por encima de los 60 millones de cabezas previo a 2006 y de ser uno de los principales exportadores de carne terminamos fuera del top ten durante esos años.

Vamos a ver algunos números para tomar dimensión de la importancia de la actividad ganadera en nuestro país. Recientemente salió publicado una nueva edición del informe de Fundación FADA denominado “Monitor de Exportaciones Agroindustriales” en el que afirma que el complejo bovino es el principal exportador dentro del complejo de las carnes, ocupando el tercer lugar de todas las cadenas agroindustriales lo que representa el equivalente a USD 3.126 millones, con un total de 1 millón de toneladas exportadas para el año 2020, un 10% más con respecto a 2019 y donde figura como principal comprador China. Además, más de 100.000 empleos se han generado en el circuito de exportación de la carne.

Según datos del IPCVA para el año 2018, las exportaciones de carne a China fueron por 206.607 toneladas, en el 2019 fueron 426.696 toneladas y en el 2020 fueron 462.269 toneladas. Lo que demuestra un gran aumento en los últimos años ante una demanda incipiente de proteína animal por parte de dicho país. Hoy nuestro país ocupa el 5to puesto mundial como exportador mundial de carne bovina deshuesada, congelada. 

En otro informe se detalla la composición del precio de la carne. Se afirma que: “la cría explica el 29,1%, el feedlot el 22,6%, el frigorífico el 4,9%, la carnicería el 14,3% y los impuestos el 29,2%. Del total de los impuestos de la cadena, el 76% son nacionales, 19% provinciales y el 5% municipales” (FADA, Agosto 2020) mostrando un gran porcentaje significativo y creciente en materia impositiva, a lo que se le suma los efectos distorsivos generados por la inflación.

No hay argumentación razonable que sustente el posible cierre de exportaciones y es totalmente falaz que las mismas provoquen un aumento en el precio de la carne. No podemos ni debemos volver a cometer los mismos errores con recetas que fallaron en el pasado.

La actividad ganadera es relevante para el desarrollo territorial en el interior de nuestro país, para la generación de valor agregado a los commodities agrícolas que hasta el día de hoy una parte se exporta sin procesar, para la creación de empleo y el arraigo en las distintas comunidades rurales. La Argentina no se puede dar el lujo de una medida descabellada y tiene que generar las condiciones necesarias, expectativas y reglas de juego claras para lograr las inversiones y creación de empleo imprescindible para la recuperación económica.